Así puede ser el guion de la transición energética en España

0
383
escenarios-transic-energ-ec

Economics for Energy presentó esta semana, el pasado 13 de diciembre, el primero de sus informes sobre la transición energética en España, bajo el título “Escenarios para el sector energético en España 2030-2050”, con una evaluación económica, ambiental y tecnológica de los posibles escenarios para el sector energético español en 2030 y 2050.

La presentación corrió a cargo de Pedro Linares, uno de los representantes de este centro de investigación privado especializado en el análisis económico de las cuestiones energéticas, pero también miembro del Comité de Expertos que está trabajando en la futura Ley de Transición Energética y Cambio Climático.

El objeto del informe, para sus autores, es ofrecer una visión adicional a la ya presentada por otros agentes, y además hacerlo de forma abierta, transparente y contrastable. “Queremos no sólo ofrecer resultados numéricos, sino un marco para la discusión, necesaria para lograr una transición energética consensuada”, han indicado.

Economics for Energy presenta cuatro escenarios posibles cuyo año de partida es 2015 y los horizontes considerados para el análisis son 2030 y 2050. Cada propuesta también presenta sus consecuencias económicas, ambientales y tecnológicas. Los cuatro escenarios son: Descarbonización, Mantenimiento de políticas actuales, Avance tecnológico acelerado y Estancamiento secular. El primero es el que se posiciona como el más ambicioso, con un horizonte 2050 donde el sector energético alcanza las cero emisiones de C02, aunque admite Linares “que no serían totales porque también hay que contar con otras emisiones como las del sector agrícola e industrial, por lo que al energético no le quedaría otra posibilidad de reducir hasta cero las suyas, pero si la ambición es a una reducción del 80%, quedaría un hueco de emisiones”.

“Escenarios para el sector energético en España 2030-2050” recuerda que en 2015 España emitió 110 millones de toneladas de C02 en el sector energético, y la reducción a la que se debe llegar es en relación a las de 1990. “También son importantes las emisiones de NOX y las partículas, que son dos elementos también altamente contaminantes especialmente en la lucha contra el cambio climático”, añade el experto, “si queremos cumplir con este escenario, el modelo dice que activemos medidas de eficiencia energética de manera rentable para que baje la demanda energética final, y sería por posible mantener esa demanda mientras sigue subiendo el PIB”. En este contexto Linares indica que “desde el principio, si queremos reducir las emisiones de C02, la mejor opción son las medidas de ahorro y eficiencia energética”.