Brunete contará con un district heating en base a energías renovables

0
53

El Equipo de Gobierno de Brunete sigue comprometido con la ecología y con el objetivo de favorecer un entorno medioambiental mucho más saludable a sus vecinos. Dentro del Plan de Mejora Medioambiental impulsado desde el Ayuntamiento, se han ido asumiendo un paquete de medidas que pasan por el compromiso con la reducción en un 20% de las emisiones contaminantes a la atmósfera antes del año 2020, la retirada de agentes tóxicos como el glifosato en la conservación de parques y jardines, la reciente colocación de más de 1.000 árboles y arbustos en los distintos barrios del municipio y el compromiso alcanzado con la Fundación Alborada y Ecologistas en Acción para convertir a Brunete en uno de los primeros municipios españoles libres de disruptores endocrinos entre la población.

Ahora, el Equipo de Gobierno da un paso más y presenta el proyecto “Brunete District Heating”, en cuya redacción han participado ingenieros del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid y que supondrá la creación de una red de abastecimiento de energías renovables en los edificios municipales, ahorrándose al año el vertido de más de 1.500 toneladas de CO2 contaminante a la atmósfera y reduciendo el gasto público en un 93,8% en la factura de la calefacción y agua caliente sanitaria.

El alcalde, Borja Gutiérrez, explica que “Brunete District Heating es el proyecto de presente y futuro más importante para el municipio en los próximos años. Reafirma nuestro total compromiso con el uso de energías renovables, la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera y el ahorro energético. Las arcas municipales ahorrarán un 93,8% del gasto que actualmente realizamos en este concepto. Queremos un municipio aún más ecológico, menos dependiente energéticamente y más comprometido con esta era de imprescindible transición de las energías fósiles a las renovables. Con este proyecto, además estaremos contribuyendo a que España cumpla con los compromisos que ha alcanzado en cumbres internacionales contra el cambio climático como la de París 2015”.

La creación de “Brunete District Heating” supondrá una inversión de más de 2 millones de euros y el objetivo es que esté en marcha en el año 2019. En sus primeras fases, servirá para que todos los edificios públicos (Ayuntamiento, polideportivo, campo de fútbol, consultorio médico, Centro Cultural…) pasen a tener sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria a través de esta red, que será alimentada por una central térmica que se abastecerá de biomasa y energía solar. Desde esta central partirá la red de tuberías que suministrarán calefacción y agua caliente a los distintos edificios públicos.

El proyecto supondrá además la creación de 3 puestos de trabajo y un mejor medioambiente urbano, ya que gran parte de la biomasa procederá de las podas leñosas locales. Las principales ventajas medioambientales estriban en la reducción en más de 1.500 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera, al sustituirse las energías fósiles por las renovables. En cifras, la reducción del consumo de energía fósil final será del 93,8% y la reducción de CO2 será del 93,7% frente a las emisiones actuales.

Además, “Brunete District Heating” supondrá un importante ahorro para las arcas municipales al reducirse el 93,8% la dependencia actual de las energías fósiles. El objetivo, en una tercera fase, es que las viviendas de los vecinos también puedan engancharse a esta red de energías renovables, reduciéndose aún más la emisión de agentes contaminantes.