El camino a la sostenibilidad en la edificación pasa por la concienciación

0
205
Genérica-Mejores-Edificios2

El pasado 24 de mayo Saint-Gobain celebró, en la Confederación Granadina de Empresarios, un nuevo Foro Hábitat sobre “El camino hacia la sostenibilidad en la edificación. De los materiales sostenibles a las ciudades sostenibles”.

En el mismo se volvió a poner de manifiesto que entre los años 2012 y 2015 se ha duplicado en todo el mundo el número de estudios de arquitectura, ingenierías y empresas constructoras que declaran llevar a cabo más del 60 por ciento de sus proyectos bajo criterios de construcción sostenible.

Con la sostenibilidad como punto de partida, la Delegada territorial de Fomento y Vivienda de Granada, Mariela Fernández Bermejo, abrió el foro con un discurso sobre la implicación de la administración en la edificación sostenible y sobre cómo “los profesionales vinculados a la edificación tenemos que pensar lo que aportamos a nuestra sociedad con diseños sostenibles”.

En este foro, que contó con numerosos expertos nacionales del sector, se han tratado y debatido las cuestiones más actuales de esta temática: el papel de los materiales de construcción a la hora de diseñar y construir edificios sostenibles, el análisis de ciclo de vida de un edificio completo o cómo distinguir si un proyecto es sostenible o no,
Nicolás Bermejo, responsable de Innovación Hábitat Saint-Gobain, indicó que el futuro pasa por el ahorro energético y el confort de los usuarios y que, en las viviendas, deberá ocurrir igual que cuando se adquiere un coche y se presta atención por ejemplo a su consumo.

Bermejo destacó las ventajas de zonas como Andalucía donde la “excelente climatología” y manifestó su confianza en que cada vez más constructores como compradores vayan concienciándose sobre estas materias y las tengan en cuenta a la hora de hacerse como una vivienda, más allá de su precio o ubicación.

Por su parte Alberto Coloma, de Green Buidling Council España (GBCe) presentó la campaña “Better places for people”, que piensa en el usuario final y cuyo objetivo es “poner el bienestar de las personas en el corazón del edificio”.