Castilla La Mancha selecciona proyectos de iniciativa ARUI para ocho municipios

    0
    57

    La consejera de Fomento, Agustina García, ha manifestado que desde el Gobierno regional de Castilla La Mancha se espera “que todos los proyectos se conviertan en una realidad para que tengan un efecto positivo en el municipio, que verá como visiblemente va mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos”.

    La responsable de Fomento del Ejecutivo de Emiliano García-Page ha realizado estas declaraciones durante la presentación de los proyectos ARUIs (Áreas de Regeneración Urbana Integral).

    García ha añadido que muchas iniciativas presentadas van enfocadas al turismo, “un sector que está tirando bien de la economía regional”, aunque la filosofía conjunta con los propios consistorios y con el Ministerio es la de “hacer unos municipios con unas edificaciones más sostenibles y competitivas”.

    Las ayudas que se han concedido desde la Consejería de Fomento, que ascienden a un total de 157.208,79 euros, van enfocadas únicamente a la redacción de los proyectos que se han presentado a la convocatoria. El siguiente paso ahora será la materialización de los documentos que recojan los proyectos que se han presentado y que dentro de los ARUIs han delimitado zonas concretas en las ciudades y municipios beneficiados.

    De esta forma, el valor añadido que tendrán las obras de rehabilitación y recuperación que se realicen en este perímetro contarán con el abono del 50 por ciento de un fondo que cofinanciarán los ayuntamientos, el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Fomento. Además, según ha recordado la consejera “este ARUI contempla compensaciones económicas para los municipios por cada unidad edificatoria que se acoja a este programa”.

    Así, los ayuntamientos recibirán ayudas económicas (de una bolsa común que se proveerá también a tres partes) por cada intervención que se realice en las áreas seleccionadas para la rehabilitación o recuperación. Los consistorios, aquí, tendrán la posibilidad de emplearlo en la creación o mejora de espacios públicos, alumbrado o redes de saneamiento; además de que se contempla la puesta en marcha de una Oficina de Información Ciudadana ARRU (Ayudas a la Regeneración y Renovación Urbana, que están recogidas e incluidas en el Plan de Vivienda Estatal.

    El siguiente paso de las ARUIs, adecuarse a lo recogido en las ARRUs

    El siguiente paso tras la concesión de las ayudas para la redacción de los proyectos es la adecuación al marco que establecen las ARRUs. Mientras que las ARUIs pertenecen a un programa de la Consejería de Fomento, las segundas se encuadran en una iniciativa del Ministerio. Según ha recordado la propia consejera “las ARUIs son un concepto más amplio y llega a otros aspectos más allá de la rehabilitación y la construcción, otorgando con sus ayudas adicionales beneficios patrimoniales, sociales o turísticos”.

    Las acciones concretas contempladas en las ARUIs serán incluidas posteriormente en el marco nacional de las ARRUs del Plan de Vivienda Estatal próximo, cuyo periodo de ejecución está programado para el periodo 2018-2021 y que está a un día de que concluya el periodo para la presentación de alegaciones antes de su aprobación definitiva.

    La Consejería de Fomento ha convocado esta línea de ayudas para todos los municipios de Castilla-La Mancha en aras de la promoción de pueblos y ciudades sostenibles y competitivas, puntuando especialmente aquellas iniciativas con especial trascendencia en barrios, centros y cascos históricos, renovación de áreas obsoletas o degradadas, renovación de áreas de infravivienda, eco-barrios o zonas turísticas.

    La consejera de Fomento ha detallado que las subvenciones se han otorgado pensando en dar visibilidad e impacto sobre las potencialidades que pueden generar las operaciones de rehabilitación edificatoria, regeneración y renovación urbanas o que resulten particularmente innovadores. Por encima de otros indicadores, se han valorado especialmente tres líneas de rehabilitación en los proyectos: conservación arquitectónica, accesibilidad y eficiencia energética.

    “Son actuaciones que van a redundar en los municipios y en la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas, que van a generar riqueza y desarrollo; y es que la intención es dar la vuelta a determinados barrios que tienen más dificultades y mejorarlos, por lo que cuando las propuestas lleguen al Ministerio deben ser potentes y rotundas”, ha subrayado.

    Definición de los ocho proyectos ARUIs

    De los proyectos que se han presentado, Talavera de la Reina ha optado por una actuación en el Casco Histórico en la línea de impulsar el reconocimiento de Conjunto Histórico de esta zona; Toledo ha definido actuaciones en distintos puntos de la capital, como los barrios de Santa Bárbara o Santa María de Benquerencia y espacios industriales degradados; en Torrijos el proyecto se centra en el barrio de Las Colonias para la rehabilitación de viviendas y espacios públicos para generar lugares de convivencia multicultural; así como Tembleque ha elegido una actuación global con especial atención a áreas o entornos protegidos.

    En el caso de Illescas la actuación se centra en un barrio de los años 70 y cuyos edificios tienen un importante déficit energético; Alcalá del Júcar se basará en la rehabilitación y recuperación del conjunto histórico-artístico y su entorno, desde parámetros como la sostenibilidad social y ambiental, buscando su dinamización; en Alcázar de San Juan la apuesta ha sido por el barrio de La Pradera, centrándose en la eliminación de barreras arquitectónicas y la creación de infraestructuras que sean integradoras; y en Tarancón se han planteado actuaciones en el Casco Histórico y en el barrio del Caño.