El escenario del 30% de energías renovables es factible en la EU y es necesaria la descarbonización

0
64
arias cañete efe - Mejores Edificios

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, indicó ésta semana en la inauguración del Congreso Nacional de Energías Renovables que el compromiso de la Unión Europea con la descarbonización del mercado energético es “firme” y que es factible ampliar al 30% el objetivo de energía generada por fuentes renovables en la Unión Europea para 2030, que actualmente es del 27%, dada la importante reducción de costes del desarrollo de las renovables en los últimos años, especialmente en tecnologías como la fotovoltaica, la eólica y eólica marina.

El Comisario habló de los costes de las renovables arrojan nuevas cifras. En este sentido, explicó que el ahorro hasta 2030 será de 2.900 millones de euros, así como de 6.900 millones el que habrá de 2030 a 2050, respecto a los cálculos iniciales. Además, desveló que con un objetivo del 30% de energías renovables sólo se generarían unos costes adicionales de inversión de 1.600 millones de euros con respecto al del 27%, muy inferiores a los que había cuando se fijó.

En este sentido, Arias Cañete indicó que la Comisión Europea tratará de convencer al Consejo Europeo, para adoptar este escenario, dada la citada reducción de costes. Por ello, añadió que desde la Comisión Europea se ve “con buenos ojos el incremento del objetivo de ambición a la vista de los nuevos datos” que “hacen más fácil, en términos de coste-eficiencia, asumir objetivos más ambiciosos”.

Así mismo, el comisario de Energía se refirió a la descarbonización, es decir, reducir las emisiones de CO2 entre un 80% y un 95% para 2050 a nivel europeo, y de la que dijo es “un desafío gigantesco” que pretende realizarse en tres décadas. Arias Cañete destacó el “compromiso” de España con esta política comunitaria.

También el Comisario se refirió a los planes nacionales integrados de Energía y Clima que los países tienen que enviar a Bruselas, y a a las interconexiones energéticas, que ha reconocido que condicionan el desarrollo de las renovables, y aseveró que su construcción “es una prioridad política de primera magnitud para la Comisión Europea” y al importante apoyo de Francia en este sentido, así como el impulso “decisivo” que se dio a las interconexiones en 2015 con la celebración de la Cumbre de Madrid, en la que España, Portugal, Francia y la Unión Europea acordaron avanzar su desarrollo, pero consideró que alcanzar los objetivos del 15% de interconexión en 2030 va a “requerir de un nuevo impulso político”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), José Miguel Villarig, organizadora de este Congreso, ha expresado su preocupación por la evolución en el futuro de las subastas de renovables; por la fiscalidad en España, para la que pidió aplicar el principio de que “el que contamina paga” ya que cree que la actual fiscalidad no incentiva las renovables; y por la posibilidad de que se reduzca la rentabilidad razonable del parque instalado en la próxima revisión que se haga.

Villarig también criticó la “falta de rigor de algunos de los últimos Gobiernos de nuestro país” en materia de gestión de la política de energías renovables. Desde APPA, afirmó su presidente, están “preocupados por la continua improvisación del Ministerio de Energía”.