Inaugurado el nuevo edificio del Centro Botín en Santander

0
89
centro-botín

El pasado fin de semana se inauguró y ha abierto sus puertas el nuevo Centro Botín, en Santander, un nuevo espacio de arte de la Fundación Botín que aspira a convertirse en uno de los centros de arte de referencia en Europa y un motor para generar riqueza económica, social y cultural en el norte de España.

inaugurac-centro-botínLa inauguración corrió a cargo de los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia, acompañados por el Ministro de Fomento y excalde de la localidad, Íñigo de la Serna, el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y el presidente de la Fundación Botín, Javier Botín.

La Fundación Botín, comenzó hace seis años este proyecto obra del arquitecto y Premio Pritzker Renzo Piano, en colaboración con Luis Vidal Arquitectos. El nuevo espacio ha conseguido rehabilitar el antiguo parking del ferry y está situado en voladizo sobre el mar, no toca tierra, suspendido sobre pilares y columnas a la altura de las copas de los árboles de los Jardines, como si fuese un muelle sobre el mar. Con esta elevación se permite el paso de la luz y las vistas a la bahía. Articulado en dos volúmenes, uno de ellos dedicado al arte y, el otro, a las actividades culturales y formativas, el edificio cuenta con dos amplias salas de exposiciones, un auditorio para 300 personas, aulas formativas, área de trabajo y espacios recreativos.

Renzo Piano, ha destacado el carácter abierto y público del Centro Botín, ‘un edificio diseñado para albergar arte y para cambiar a la gente’. El arquitecto Premio Pritzker ha explicado cómo el proyecto del Centro Botín tuvo siempre muy claro el objetivo de integrar el edificio en la ciudad: ‘Desde el primer momento entendimos que el edificio habría de estar suspendido en el aire, por encima del suelo y del mar, para formar parte de Santander y su bahía y, a la vez, respetar y potenciar las vistas de la ciudad al mar’. Piano ha destacado que el proyecto del Centro Botín se enmarca dentro del reto de los arquitectos de hoy, ‘transformando, intensificando y aportando más calidad a la ciudad’.

Con una superficie construida total de 10.285 m2, el edificio, situado en voladizo sobre el mar, está revestido por 270.000 piezas circulares de cerámica nacarada que reflejan la luz y los colores cambiantes del mar y del cielo. Articulado en dos volúmenes, el oeste dedicado al arte y el este a las actividades culturales y formativas, el edificio cuenta con dos amplias salas de exposiciones (2.500 m2 en su conjunto), un auditorio para 300 personas, aulas formativas, área de trabajo, espacios recreativos y una azotea que ofrece una nueva mirada a la ciudad y a la bahía.

El nuevo centro de arte se encuentra en los históricos Jardines de Pereda que, como parte del proyecto, han sido remodelados y ampliados por el reconocido paisajista Fernando Caruncho en colaboración con Renzo Piano. Los jardines han doblado su extensión y triplicado las zonas verdes hasta llegar al mar, en un proyecto arquitectónico y paisajístico en el que tan importante es el propio edificio como los espacios públicos creados a su alrededor.