Las estaciones de autobuses de Santander y Torrelavega serán modelo de eficiencia energética y sostenibilidad

0
280

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio de Cantabria, Francisco Martín, ha presentado el proyecto piloto que se llevará a cabo en las estaciones de autobuses de Santander y Torrelavega con el fin de convertir ambas infraestructuras en “modelos de eficiencia energética y sostenibilidad“.

Las acciones que desarrollarán en ambas estaciones con la participación de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, forman parte del proyecto ‘Sudoe Stop CO2’, liderado y coordinado por la Fundación Centro Tecnológico en Logística Integral (CTL) Cantabria y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El objetivo fundamental de este proyecto es la mejora de las infraestructuras de transporte público y en este caso, según ha explicado, Martín las estaciones de Santander y Torrelavega se convertirán “en infraestructuras más sostenibles, que faciliten el menor consumo energético posible y menos emisión de CO2. Es decir, mejor servicio con menor coste energético”.

Las soluciones innovadoras que se ofrecerán a través de este programa coordinado por Cantabria y en el que participan también como socios la región de Murcia, Burdeos y Gironde (Francia) y Oporto (Portugal) harán que el modelo que se aplique en estos lugares, en los que se incluye Santander y Torrelavega, “sirva de modelo exportable a otras estaciones e intercambiadores”, ha señalado Martín.

El proyecto cuenta con un presupuesto cercano a 1,2 millones, de los cuales 865.500 euros serán cofinanciados a través de los fondos FEDER) y la duración para su desarrollo será de tres años. Su puesta en funcionamiento servirá de complemento a otras actuaciones llevadas a cabo en el transporte público con el objetivo de reducir emisiones de CO2 y contribuir a la sostenibilidad de las regiones implicadas.

En el caso de Cantabria, el consejero ha explicado que durante los dos primeros años se desarrollará el proceso de investigación asociado a un modelo numérico y de medida de parámetros relacionados con el aislamiento térmico y acústico, iluminación, calefacción y ventilación de las infraestructuras “que permita la reducción de gasto energético y un mejor control ambiental”.

De esta forma, se ha realizado una modelización digital, con 12 millones de escaneados de las dos estaciones cántabras, con las que se construye el modelo numérico que servirá para medir, comparar y controlar los elementos a estudiar.

El tercer y último año del proyecto será el de la aplicación práctica del modelo que, según ha subrayado Francisco Martín, “será exportable a otras estaciones del sudoeste europeo”, integradas en la red de cooperación trasnacional Interreg Sudoe.

El consejero ha destacado, en este sentido, que, además de contribuir a la sostenibilidad mediante el ahorro energético y la reducción de emisiones de CO2, la importancia de este proyecto radica en que, una vez más, “Cantabria genera y exporta conocimiento”.

“Supone un avance en la modernización de las infraestructuras complementarias del transporte de viajeros a través de la innovación técnica y tecnológica del que Cantabria se va a beneficiar desde el minuto uno”, ha subrayado.