Las pymes se podrían ahorrar una cuarta parte de la energía que consumen con medidas de eficiencia energética

0
112

Las pequeñas y medianas empresas españolas tienen potencial para ahorrar el 24,2% de la
energía que consumen si implementan medidas de eficiencia, lo que equivaldría a un ahorro
económico de más de 4.105 millones de euros, o lo que es lo mismo, el 0,37% del PIB
nacional en 2016. Esta es una de las principales conclusiones de la 9ª edición del Índice de
Eficiencia Energética en las Pymes, que presentó la Fundación Gas Natural Fenosa.

“La energía que aún podrían ahorrar las pymes, según el estudio, asciende a más de 35.574
GWh y comportaría que se dejaran de emitir 9,9 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, las mismas que realizan al año 2,7 millones de turismos”, ha detallado el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà.

El estudio, elaborado a través de entrevistas a 2.000 pymes en toda España, constata el
esfuerzo que, durante los últimos años, han realizado las empresas en materia de eficiencia
energética y apunta en qué dirección deben trabajar para reducir su gasto energético. Del
citado potencial de ahorro del 24,2%, 8,8 puntos porcentuales corresponden a iluminación,
mientras que el resto, 15,4 puntos porcentuales, está relacionado con otros consumos
energéticos de las pymes.

El Índice de Eficiencia Energética (IEE) mide el desempeño global de las pymes en ahorro energético y alcanza en la presente edición los 5,9 puntos sobre 10, frente a los 5,6 puntos registrados en la edición anterior, de 2015. “En la primera edición del estudio, en 2005, la puntuación era de 3,1, por lo que se constata una clara tendencia de mejora a lo largo de los últimos años”, ha explicado Martí Solà.

Por sectores de actividad y tamaño

La mayor eficiencia energética en esta edición del estudio se registra en la hostelería
(restaurantes, cafeterías y hoteles), con un 6,2 sobre 10 de puntuación. En el lado contrario, el sector con mayor potencial de ahorro es el de los servicios profesionales, que aún puede
ahorrar el 26,3% de su factura energética con medidas de eficiencia. El comercio también
tiene un gran potencial de ahorro, con el 25,1% de su factura energética. La industria, con una puntuación de 5,6 sobre 10, solo tiene actualmente un 12% de potencial de ahorro energético.

El sector de la hostelería es uno de los que tradicionalmente han sido más activos en la
aplicación de medidas de eficiencia energética. Según los datos del estudio, el 71% de los restaurantes y cafeterías encuestado, y el 65,3% de los hoteles realiza o tiene previsto realizar algún tipo de acción de ahorro energético para reducir costes. Además, son los hoteles los que controlan de un modo más eficaz la temperatura de los sistemas de climatización en invierno. Por el contrario, los más eficientes en el ajuste de temperaturas de confort en verano son los comercios, mientras que son pocos los hoteles que en verano mantienen un control adecuado sobre la temperatura.

El índice no presenta variaciones significativas en función del número de empleados de la
organización, aunque el potencial de ahorro es mayor en las empresas de menor tamaño
(menos de 10 asalariados), alcanzando el 24,32%. Sea cual sea el tamaño de la empresa, el
mayor potencial de ahorro está en aspectos que no son la iluminación.

Datos por Comunidades Autónomas

La mayor parte de las Comunidades Autónomas ha incrementado su Índice de Eficiencia
Energética desde la anterior edición y sólo se observan descensos significativos en Asturias y
Cantabria. Canarias continúa liderando el ranking (6,7 sobre 10) y ha aumentado su distancia con el resto de Comunidades.

Por encima de la media nacional, de 5,9 puntos, se sitúan: Baleares (6), Canarias (6,7),
Cantabria (6), Castilla y León (6,1), Comunidad Valenciana (6), Extremadura (6), Galicia (6), Murcia (6) y Navarra (6). Andalucía consigue la media exacta (5,9).

Por detrás se sitúan Aragón (5,8), Asturias (5,5), Castilla-La Mancha (5,7), Cataluña (5,8),
Comunidad de Madrid (5,8), País Vasco (5,6) y La Rioja (5,2).

Puntos fuertes y débiles

Los hábitos de eficiencia energética que aparecen más extendidos son la utilización de
monitores planos en los equipos informáticos (85%), el control de las cámaras frigoríficas
(más del 70%), el control de los hornos en la industria (más de 70%), el control de las calderas en la industria (control de emisiones y regulación con un 72%, y limpieza habitual de quemadores con un 94%) y la iluminación independiente de todas las zonas de las
instalaciones (79%).

En el lado contrario, los hábitos poco eficientes más extendidos entre las pymes son el hecho
de no disponer de un sistema de gestión energética (94%), el de no tener ningún sistema de
gestión de calidad, energía o medioambiente (88%), el no haber participado en ningún
programa o subvención de eficiencia energética (90%), el no haber contratado ninguna
auditoría energética en los últimos 3 años (94%) y el mantenimiento exclusivamente correctivo del sistema de iluminación (75%).