Miden los consumos y las emisiones de los refugios de montaña de Aragón

0
82

El pasado miércoles 14 de junio dos técnicos de la Fundación Hidrógeno Aragón acudieron al refugio de Bachimaña para realizar actividades enmarcadas en el proyecto SUSTAINHUTS. Los compañeros de la FHa midieron el consumo eléctrico de basde del refugio al igual que el de sus principales consumidores (lavavajillas y horno, ambos trifásicos) .

Otro consumidor importante sobre todo en invierno son los calentadores eléctricos que dispone el refugio instalados recientemente para aprovechar al máximo el excedente energético que encuentran en invierno en la turbina hidráulica.

Durante la visita, los técnicos instalaron un equipo que registrará continuamente el consumo eléctrico con el fin de establecer una referencia que permita el dimensionamiento del ciclo de hidrógeno que se va a instalar en dicho refugio. Este ciclo de hidrógeno se compone de un electrolizador para la generación de hidrógeno con el excedente energético de la turbina hidráulica, un sistema de almacenamiento, y una pila de combustible que permitirá suministrar electricidad al refugio gracias al hidrógeno almacenado cuando el nivel de agua del embalse no permita operar la turbina (esta situación se suele dar un par de meses al año, entre abril y junio, hasta que el deshielo se inicia).

Con este planteamiento se conseguirá reducir las emisiones contaminantes de los grupos diésel que son los que suministran la energía al refugio cuando la turbina no puede funcionar por escasez de agua en el embalse, consiguiendo que el refugio sea más sostenible.

Para poder diseñar todos estos elementos es esencial conocer el perfil de consumo diario del refugio. Tras un periodo representativo de registro de esta información, se analizarán los datos y se plantearán los componentes del ciclo de hidrógeno, con la intención de instalarlo a lo largo del año 2018, según el plan previsto en el proyecto.

El proyecto LIFE SUSTAINHUTS es un proyecto demostrativo orientado a reducir las emisiones de CO2 en medioambientes naturales por medio de actuaciones de implementación en refugios de montaña de soluciones novedosas y originales basadas en energías renovables.

Este proyecto va a permitir a las autoridades locales disponer de varios lugares de demostración que va a permitir empezar a idear un plan de acción para la reducción de emisiones en construcciones del mismo tipo que los refugios, como pueden ser hoteles en parques naturales o lugares donde la naturaleza es una componente importante, o en otras zonas turísticas en lugares aislados (por ejemplo islas).

Las diferentes tecnologías a aplicar se basarán en fotovoltaica, micro-hidráulica, micro-eólica, pilas de combustible, electrolizadores, almacenamiento de hidrógeno así como nuevos materiales de aislamiento. Todas estas tecnologías se instalarán en diferentes refugios de montaña para demostrar, mostrar y educar en la adaptación al cambio climático.

Se pretende conseguir una mejora de la eficiencia energética en un 20%, una reducción de las emisiones contaminantes de CO₂ (dióxido de carbono) en 21 toneladas al año por refugio y las de NOx (óxido de nitrógeno) en 0,5 toneladas por año y refugio, así como disminuir el número de viajes en helicóptero que se realizan hasta ellos para suministrar el combustible actual, con un ahorro estimado de una tonelada al año de queroseno por establecimiento.