Muchos materiales de la construcción podrían proceder de residuos y materias primas sostenibles

0
214

El informe The Urban Bio-Loop: Growing, Making and Regenerating de la consultora Arup tiene como objetivo demostrar que es posible un paradigma diferente para los materiales en la construcción.

Los residuos orgánicos de nuestras ciudades y el campo, administrados tradicionalmente a través del relleno de tierra, la incineración y el compostaje, podrían desviarse, al menos en parte, para convertirse en un recurso para la creación de productos de arquitectura e ingeniería de la construcción antes de retroalimentarse en el ciclo biológico al final de su vida de servicio.

El uso de residuos orgánicos en la construcción posiblemente permitiría la explotación de su valor sin explotar con un impacto positivo no solo desde una perspectiva ambiental sino también desde un punto de vista técnico, social y económico.

En este proyecto se identificaron una serie de flujos de desechos orgánicos, junto con sus aplicaciones en la construcción de edificios como productos. Algunos de ellos ya son productos certificados que se utilizan en algunos mercados a nivel mundial. Algunos otros necesitan más investigación e inversión antes de estar listos para el mercado.

A corto plazo, estos ejemplos son una guía para diseñadores y profesionales para reemplazar algunos de los productos arquitectónicos tradicionales con equivalentes hechos con desechos orgánicos como recurso.

A largo plazo, Arup explora hasta qué punto nuestras ciudades y los distritos urbanos podrían ser autosostenibles, al menos parcialmente, desde el punto de vista de las materias primas. Esto sería a través de la implementación activa de flujos de desechos orgánicos en la cadena de suministro de productos de construcción de edificios. Esta visión implica, por una parte, las ciudades y los distritos urbanos que podrían implementar sistemas y procesos de recuperación más efectivos para convertir los desechos orgánicos en una fuente de valor, mientras que, por otro lado, pueden planificarse para el crecimiento de materiales de construcción naturales.

Los principios de la Economía Circular proporcionarían el fundamento para un cambio de un modelo de disposición lineal hacia una cadena de valor circular donde los desechos orgánicos son el principal recurso.