Novedades legislativas en edificación 2018

0
2368

Para el año que viene se esperan importantes novedades legislativas en el mundo de la edificación.

Aquí desarrollamos un apunte de las principales que vienen y cómo afectarán al sector. En concreto nos referimos al Plan Estatal de Vivienda 2018-21, la modificación del CTE y a la futura Ley de cambio climático y transición energética.

Modificación Código Técnico de la Edificación (CTE)

Desde hace meses se viene trabajando en esta modificación y hace unos días se ha abierto plazo de “consulta pública previa” sobre la iniciativa de un nuevo Proyecto de Real Decreto para la modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE), con el objeto de recabar la opinión de los agentes afectados por la futura norma.

cte-mejoresedificiosAsí, la modificación incluye la revisión del Documento Básico DBHE de Ahorro de Energía, para ajustar las exigencias de eficiencia energética de los edificios, para actualizar la definición de edificios de consumo de energía casi nulo y para incrementar el peso de las energías renovables en la edificación.

En una reciente jornada en el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, COIIM, sobre “Nuevas herramientas para el cumplimiento de del Código Técnico de la Edificación”, Luis Vega, Coordinador de la unidad de edificación sostenible de la Subdirección general de arquitectura y edificación del Ministerio de Fomento presentó las líneas  básicas de esta modificación si bien indicó que en estos momentos el Ministerio busca una mayor coordinación en materia energética (RITE, CTE) y cómo se ha superado la época de una única herramienta para elaborar el informe de Certificación Energética de los edificios.

coiim-cte-vegaEl objetivo de esta modificación es dar cumplimiento a la obligación que marca la Directiva 2010/31/EU de revisar y actualizar los requisitos mínimos de eficiencia energética periódicamente, a intervalos no superiores a cinco años con el fin de adaptarlos a los avances técnicos del sector de la construcción. Según esta misma el 1 de enero de 2019 los edificios han de ser de energía casi cero, término que hasta ahora sólo se ha definido momentáneamente. Los objetivos de la revisión son reducir los consumos y las emisiones, una actualización (ya real) de los edificios de energía casi nula, adaptar la reglamentación al marco europeo (cuestión que se ha retrasado), avanzar en el carácter prestacional e incrementar el uso de las energías renovables.

Uno de los elementos del nuevo CTE será contar con indicadores de eficiencia energética fiables y que sólo precisen ajustes menores a futuro. Estos indicadores siguen el mandato 480 y tendrán en cuenta las necesidades energéticas/ la demanda, el consumo de energía primaria y renovable o el ratio NZEB para al final reducir la energía final; de esta forma ninguna mejora “competirá” con el aislamiento térmico. Se va a fomentar el uso de renovables, como por ejemplo en el origen de la producción del Agua Caliente Sanitaria; la demanda se considerará un factor fijo y la aportación de renovables la máxima (con neutralidad en cuanto al tipo de fuente –solar, biomasa, geotermia,…-).

Vega señaló que la revisión del Documento Básico DBHE de Ahorro de Energía tendrá un parecido al actual en cuanto a las exigencias de calidad y de uso de energías renovables, pero la modificación pretende dar continuidad y ajustarnos a la normativa europea.

Para el cumplimiento “nearly” o “net” cero de los edificios, se ha ido más allá de la recomendación y afecta al hecho del autoconsumo, que en la actualidad es restrictivo. El resultado es que se saltaría una letra (algo entre A y B) de calificación energética para este tipo de edificios. Para rehabilitación, los valores serán más relajados.

Plan Estatal de Vivienda  2018-21

Este Plan de ayudas se prevé que se publique en enero, siendo la rehabilitación edificatoria el objetivo fundamental y con tres programas específicos: accesibilidad, ahorro de energía y renovación urbana, generando confortabilidad y consolidando la ciudad.

En España la población se está envejeciendo y estamos en crecimiento cero; ahora contamos con más de 8 millones de personas con más de 65 años. A nivel mundial, la mitad vive en las ciudades, con lo que el Plan de vivienda ha de tener en cuenta estas circunstancias: el urbanismo y el envejecimiento.

El parque de viviendas español (unos 26 millones de viviendas) está obsoleto, dado que 15 millones son de más de 30 años y 6 de más de 50. 4 millones aun no tienen ascensor. El 60 % no cuenta con criterios de eficiencia energética y el sector residencial supone el 17% del consumo energético.

El Plan contará con un objetivo social y de apoyo al alquiler y contará con diferentes programas, diez en total:

  • Subsidiación
  • Alquiler (3)
  • Rehabilitación: fomento de la eficiencia energética, conservación y regeneración
  • Jóvenes
  • Mayores (2)

El programa de rehabilitación se regulará mediante un Real Decreto y se hará de acuerdo con las Comunidades Autónomas, con las que es necesario coordinar las ayudas por sus competencias.

El subprograma de fomento de la eficiencia energética incluirá como novedad las viviendas unifamiliares, además de las colectivas. Recibirán ayudas de 12.000 € para unifamiliares y de hasta 8.000 € por viviendas para edificios colectivos, con límites de hasta el 40% de la inversión (podría aumentarse hasta el 75% en casos de accesibilidad). Será para edificaciones de antes de 1996.

El subprograma de accesibilidad contará con ayudas de 2.000 € hasta los 6.000 € para obras de conservación y accesibilidad, con límites que van del 40 al 75% (para personas de movilidad reducida).

El subprograma de regeneración urbana y rural tratará de evitar la despoblación a través de la rehabilitación y la urbanización y contemplará 5 años de actuaciones. Así el plan contemplará ayudas de hasta 12.000 euros para rehabilitación y de hasta 30.000, con límites del 40% de la inversión que ascenderían al 60 según la reducción de la demanda energética (calificación energética B).

Estas ayudas las proponen las comunidades autónomas y los ayuntamientos y se establecen contratos.

Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Será en primavera cuando esté preparada esta esperada Ley que afecta a varios departamentos y que plantea la necesidad de “integrar y armonizar” en una sola ley todas las estrategias y protocolos existentes en materia de cambio climático, para que España pueda cumplir los compromisos asumidos en esta materia.

cambio-climaticoRecientemente se han presentado ante diputados y senadores, por parte del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente,  los principales bloques de los que constará la nueva ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Todo parece indicar que estos bloques se han definido por parte del Ministerio atendiendo a los principales temas que se han aportado en el concurso de participación, que se abrió el pasado mes de julio y que se ha cerrado hace unas semanas. En total, se han recibido más de 300 aportaciones.

Los temas que se van a desarrollar pasan por:

  • la participación de España en las cumbres del clima,
  • los objetivos que se va a poner en cuanto a emisiones,
  • la adaptación a las políticas europeas en materia climática,
  • la financiación o el modelo de transición energética que llevará el país.

Ya hace un año en  la Cumbre del Clima de Marrakech (COP22) la ministra García Tejerina anunció en la elaboración de este texto a lo que se sumó una proposición no de ley formulada en el Congreso por la que los principales grupos, PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, solicitaban al Gobierno que impulsara esta norma. Además, llamaban a introducir objetivos concretos y a largo plazo en materia de reducción de emisiones.