Ourense contará con una red de distrito geotérmica y será un referente en esta energía

0
56
ourense_alvaro_nadal
Jesús Vázquez y Álvaro Nadal

En el día de ayer, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, firmaron un documento que pone en marcha el marco de colaboración para el impulso de la energía geotérmica en la ciudad. El objetivo es establecer un marco estable de colaboración entre el Ayuntamiento y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio, para la dinamización de proyectos que contribuyan al uso de la energía geotérmica en proyectos innovadores de eficiencia energética, mediante la creación de un grupo de trabajo conjunto.

Según indica el Ministerio, como resultado de esta colaboración, ambas instituciones se comprometen a identificar proyectos pilotos demostrativos y entidades o centros de investigación que puedan colaborar en proyectos piloto de geotermia, con alta probabilidad de ser replicados en otros entornos geográficos con potenciales similares a las de la ciudad de Ourense.

Una red de distrito

El Ayuntamiento de Ourense quiere implementar un Plan de Acción Local Energético con medidas y compromisos en materia de sostenibilidad energética local y mitigación del cambio climático, apoyado en la geotermia. El consistorio ya ha priorizado “un primer proyecto piloto a analizar conjuntamente que permitiría el diseño de un District Heating en el área urbana de Ourense conocida como A Ponte”. En la zona de intervención propuesta para el proyecto piloto de referencia -explican desde el Ministerio- hay numerosos edificios públicos que se podrían beneficiar de la energía geotérmica.

Recursos geotérmicos

Galicia, y en concreto la ciudad de Ourense y su entorno, dispone de importantes recursos geotérmicos. Según estudios del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), existen manifestaciones termales en Galicia de baja temperatura, entre 50 y 90ºC, a profundidades entre 500 y 1500 metros para aplicaciones de usos térmicos y predicen la presencia de recursos de media temperatura, entre 110-130ºC, a profundidades mayores de 1.500 y 2.000 metros, susceptibles de uso para generación de electricidad.