El Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático de Madrid contempla actuaciones en los edificios

0
188

El Ayuntamiento de Madrid presentó ayer el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, llamado Plan A de Madrid. Tiene por objetivo conseguir una ciudad sostenible, que garantice la salud de la ciudadanía frente al reto de la contaminación atmosférica, reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalezca a la ciudad frente a los impactos del cambio climático. El documento se aprobará próximamente en Junta de Gobierno, tras lo que se abrirá el preceptivo periodo de alegaciones.

PlanCalidadA-Madrid-presentLas 30 medidas del Plan A (A, indica el ayuntamiento, de aire y porque no hay plan B posible) se encuadran en cuatro ejes: movilidad sostenible, gestión urbana baja en emisiones, adaptación al cambio climático, y sensibilización ciudadana y colaboración con otras administraciones, y pueden consultarse aquí.

Estas medidas están encaminadas a cumplir la legislación europea y nacional en materia de calidad del aire, reducir en el año 2030 las emisiones GEI en línea con el Acuerdo de París y disminuir en un 50 por ciento las emisiones causadas por la movilidad urbana en 2030 frente a 2012. También, y a través del programa Madrid + Natural, incluye una estrategia de adaptación frente a los efectos del cambio climático.

Aunque las actuaciones sobre movilidad son las más visibles, las de Gestión urbana baja en emisiones buscan una mayor eficiencia energética, para lo que se impulsará la sustitución de combustibles de calefacción contaminantes y se prohibirá el uso del carbón en 2020. Asimismo, está previsto regular el uso de la biomasa en la ciudad.

También se establecerá una hoja de ruta para el desarrollo de las energías renovables, se revisarán las bonificaciones del impuesto de bienes inmuebles por instalaciones de energía solar, y se explorará y explotará el potencial de la geotermia.

El Ayuntamiento actuará, además, en la monitorización y reducción de consumos de las instalaciones municipales, con intervenciones en edificios públicos basadas en un modelo de emisiones cero e instalación de energías renovables.

El tercer eje se centra en las soluciones basadas en la naturaleza, con el desarrollo del programa Madrid + Natural, para incrementar la resilencia urbana frente al cambio climático, con intervenciones en edificios, barrios y la renaturalización del río Manzanares.

Otras actuaciones de gestión urbana contemplan el tratamiento de residuos en el Parque Tecnológico de Valdemingómez que será mejorado para reducir las emisiones, con un incremento de la recuperación de materiales, incluidos los orgánicos, y un mayor rendimiento de la biogás