Primer edificio de viviendas con certificado Passive House

0
81

El edificio Thermos cuenta con una envolvente térmica exterior que minimiza los puentes térmicos (zonas de la envolvente de la casa por las que es más fácil que se escape el calor) y garantiza que en cualquier punto del interior del edificio se cuente con al menos 17º C de temperatura. Para la ventilación de las viviendas se ha utilizado un sistema mecánico de doble flujo, con recuperación de calor de alta eficiencia. Todo ello permite que el edificio tenga un ahorro de energía que ronda el 75%.

La lana de roca empleada en el aislamiento (Rockwool) le protege, además, contra el fuego, ya que es ignífuga, y actúa como aislante acústico, aumentando el confort. Asimismo, se trata de un material sostenible, natural y 100% reciclable. Thermos consta de 29 viviendas de 100 m2 de superficie y ha sido el primer edificio residencial con certificación Passivhaus, una de las máximas calificaciones energéticas que permite en la actualidad el sector de la construcción.

Este sello nació en Alemania a principios de los 90 y para lograr sus objetivos emplea criterios pasivos (frente a otros activos como una caldera o un sistema de aire acondicionado). Como explican desde Promociones las Provincias, la empresa promotora del proyecto, se trata, básicamente, de aislar y diseñar mejor, de utilizar perfiles de carpintería que aíslen mucho, de emplear triple vidrio con argón (un gas que llena el espacio térmico entre los vidrios y actúa como aislante) y otra serie de medidas que, bien aplicadas, permiten un ahorro increíble de energía.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) ha concedido a este edificio uno de sus premios anuales, que fue recogido el pasado 25 de mayo por representares del estudio VArquitectos y de Promociones Las Provincias.