El programa de regeneración urbana de Murcia llegará a una veintena de municipios

0
320

La directora general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda de la Región de Murcia, Nuria Fuentes, presentó a la alcaldesa de Blanca, Esther Hortelano, a miembros de la corporación municipal y a los vecinos de Blanca el programa de regeneración de zonas urbanas y rehabilitación de viviendas (ARRU), dentro del Plan de Vivienda estatal 2017 que contempla una inversión de 11,3 millones de euros y con el que se desarrollarán proyectos en una veintena de municipios de la Región.

Nuria Fuentes recordó que “estas ayudas se suman a las que ya se concedieron en 2015 y 2016 para ARRU, con un presupuesto de 17,6 millones de euros y planes de regeneración urbana en los municipios de Bullas, Lorca, Cehegín, Cartagena, Jumilla, Lorquí, Torre Pacheco, Puerto Lumbreras, La Unión, Archena y Murcia (El Palmar)”.

Este plan permite a los ayuntamientos delimitar un espacio en la localidad donde se llevará a cabo la actuación y, a continuación, solicitar a la Comunidad Autónoma su declaración como Área de Regeneración y Renovación Urbana para que se puedan conceder las ayudas. En las subvenciones se incluyen mejoras en la cimentación, fachadas, cubiertas, accesibilidad y saneamiento de viviendas, obras de urbanización, regeneración de zonas verdes, mejora de plazas, arreglo de calles y mejora de servicios comunes, entre otras actuaciones.

La directora general explicó que “se pretende mejorar la calidad de vida de las personas que viven en estas zonas y corregir situaciones de desigualdad de unos ciudadanos respecto a otros”.

La directora general y técnicos de la Consejería de Fomento e Infraestructuras informaron a los vecinos de los trámites y la documentación necesarios para solicitar las ayudas para la rehabilitación de sus viviendas. Estas presentaciones informativas se están realizando en diversos municipios de la Región con el fin de que las poblaciones conozcan dichas ayudas y pueda acceder a ellas el mayor número posible de ciudadanos.

Las subvenciones alcanzan hasta un máximo del 35 por ciento del presupuesto total de la actuación para reconstrucción y urbanización, mientras que para rehabilitación se puede llegar hasta el 47,5 por ciento del presupuesto total; con un máximo de 14.850 euros por vivienda rehabilitada, 30.000 euros por vivienda reconstruida, 2.000 euros por vivienda para obras de urbanización y hasta 4.000 euros al año para el realojo de familias, durante un máximo de tres años.

Fuentes destacó el carácter social de esta iniciativa, “que además de mejorar la vida de más de 3.000 familias, impulsará la economía como motor generador de empleo en el sector de la construcción en la zona donde se desarrolle”.