Situación de las estrategias nacionales de rehabilitación de edificios

0
326

Según el informe del Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea, las estrategias nacionales para frenar el consumo de energía en la edificación van por buen camino. España entre los 10 países que se ajustan a la Directiva de Eficiencia Energética de UE

El JRC ha realizado un análisis de las estrategias de renovación del edificio presentadas por los Estados miembros de la UE en el marco de la Directiva sobre la eficiencia energética. El análisis da como resultado una perspectiva general positiva. En total, el 74% de las estrategias nacionales para hacer frente a los requisitos de la Directiva se cumplen de manera satisfactoria y 10 de ellas se consideran ejemplares.

Los edificios son responsables del 40% del consumo de energía y el 36% de las emisiones de CO2 en la UE. El reducir la demanda energética de los edificios es significativamente necesario con el fin de cumplir los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero de Europa.

El JRC ha llevado a cabo una evaluación en profundidad, en nombre de la Dirección General de la Comisión de Energía, de las estrategias nacionales de rehabilitación de edificios requeridas por la Directiva de eficiencia energética, que tiene como objetivo hacer que los edificios sean más eficientes energéticamente. El JRCha evaluado el cumplimiento de las estrategias de la Directiva y ha comprobado si todos los requisitos se abordan adecuadamente en cada estrategia nacional.

El informe proporciona una visión general del stock de edificios a nivel nacional de la UE (por ejemplo, eficiencia energética, etc.), destacando la disponibilidad de datos y las diferencias en los datos. También evalúa la ambición de las reformas previstas, así como la adecuación de las políticas y las medidas para alcanzarlos. El estudio también identifica ejemplos de mejores prácticas.

En general, los resultados de la evaluación de las estrategias nacionales de renovación del edificio han sido positivos. El estudio encontró que el 74% de las estrategias presentadas aborda los principales elementos de la Directiva sobre eficiencia energética de manera satisfactoria. Diez de las estrategias (República Checa, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Lituania, Rumania, Eslovenia, España, y el Reino Unido) se consideran ejemplares. Sólo se encontraron seis estrategias (Austria, Bulgaria, Polonia, Portugal y Bélgica) “no compatibles”, ya que al menos dos de los requisitos fueron cubiertos insuficientemente. Cabe destacar, sin embargo, que algunas de las estrategias más débiles provienen de los Estados Miembros que son tradicionalmente fuertes en términos de medidas de eficiencia energética. Esto podría significar que el problema está en la presentación de informes, que no representan correctamente el estado de las medidas nacionales de renovación del edificio, sino las propias medidas.

El resultado global del análisis ha sido muy positivo, teniendo en cuenta que estos fueron los primeros documentos de estrategia de actualización presentados por los Estados miembros. Se espera que la calidad y la aplicación efectiva de las estrategias pueda mejorar aún más en el futuro, también debido al análisis de JCR, que proporciona un punto de referencia para todos los Estados miembros. Las estrategias serán revisadas por los Estados miembros en 2017, y posteriormente cada 3 años.

Situación del sector de la edificación

Los edificios son un sector estratégico para la política energética: se encuentran entre las diez prioridades de la Comisión y un pilar de la Unión energética según lo establecido por la Comunicación 2015. La directiva de eficiencia energética de los edificios (EPBD), junto con la Directiva de eficiencia energética (EED), la Directiva de Energías Renovables (RED) y la Directiva sobre diseño ecológico (por ejemplo, normas para el espacio y calentadores de agua), definen las condiciones para mejorar a largo plazo en la eficiencia energética de los edificios europeos.

El artículo 4 de la Directiva de Eficiencia Energética obliga a los Estados miembros de la UE “a establecer una estrategia a largo plazo más allá de 2020 para movilizar inversiones en la renovación de edificios residenciales y comerciales con el fin de mejorar la eficiencia energética de los edificios existentes”. Con el fin de aumentar la velocidad y la profundidad de la renovación de edificios, se pidió a los Estados miembros que desarrollasen una estrategia de renovación y presentarla junto con sus Planes de Acción de Eficiencia Energética (PAEE Nacional) el 30 de abril de 2014. Todos los Estados miembros presentaron  sus estrategias a la ComisiónEuropea.

Cada estrategia se ha evaluado según los cinco elementos del artículo 4, a saber:

(A) Una visión general del parque inmobiliario nacional basado, en su caso, en un muestreo estadístico;

(B) Identificación de los enfoques coste-beneficio en las rehabilitaciones pertinentes para cada tipo de edificio y zona climática;

(C) las políticas y medidas para estimular rehabilitaciones profundas y rentables de edificios, incluyendo renovaciones en profundidad por etapas;

(D) Una perspectiva de futuro para guiar las decisiones de inversión de los individuos, la industria de la construcción y de las instituciones financieras; y

(E) Una estimación basada en la evidencia de los ahorros energéticos previstos y de unos beneficios más amplios.

https://ec.europa.eu/jrc