Zaragoza Vivienda concede 166 ayudas para rehabilitación dotadas de 1,8 millones de euros

0
78
rehabilitacion-vivienda

Un total de 166 viviendas se beneficiarán de las ayudas a la rehabilitación que gestiona la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, que ha destinado a este fin 1.8 millones de euros y que generarán una inversión de 3.2 millones de euros. Debido al gran número de solicitudes recibidas para la convocatoria de 2016, el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, ha explicado, tras el consejo de administración de la sociedad celebrado hoy, que, con el objetivo de poder atender la creciente demanda, en 2017 se ha aumentado el presupuesto hasta alcanzar los 2.8 millones de euros.

La ayuda media que se ha concedido es de un 60%, alcanzando hasta el 80% en situaciones de emergencia. Se ha conformado una lista de espera para los solicitantes a los que, cumpliendo las condiciones de la convocatoria 2016, no han recibido subvención por falta de presupuesto. Sus casos se tendrán en cuenta en la próxima convocatoria. Estas subvenciones son compatibles con las ayudas que el Gobierno de Aragón publicará próximamente. Ambas instituciones trabajan en coordinación para fomentar la rehabilitación en la ciudad de Zaragoza.

Novedades en las líneas de trabajo

Las subvenciones para la rehabilitación cuentan con diferentes líneas de trabajo: (1) mejorar la eficiencia energética y accesibilidad en zonas delimitadas; (2) facilitar la viabilidad económica de actuaciones innovadoras para la mejora de accesibilidad y eficiencia energética en edificios y (3) resolver situaciones graves por falta de conservación, pobreza energética y/o accesibilidad en colectivos vulnerables.

En la convocatoria de 2016, se añadieron también criterios de selección en las líneas 2 y 3 que valoran la situación socioeconómica de las viviendas para favorecer, de esta forma, el acceso a las ayudas a las unidades de convivencia con las rentas más bajas. En particular, Zaragoza Vivienda incorporó este año una nueva línea de emergencia (3) dirigida a personas cuyos ingresos totales fueran inferiores a 2,5 veces el IPREM o comunidades en las que, al menos, el 60% de los propietarios de vivienda cumplieran ese requisito.

Por otro lado, la línea 1 da continuidad a las ayudas ecoeficientes de años anteriores y persigue fomentar obras integrales de mejora de la eficiencia energética, accesibilidad y conservación, que permitan que edificios de más de 45 años de toda la ciudad, con prioridad para los Conjuntos Urbanos de Interés y el Casco Histórico, disminuyan su demanda de calefacción y refrigeración en, al menos, un 50%. La rehabilitación de estos edificios de forma eficiente no sólo permite un aumento de confort, sino que disminuye el gasto en calefacción y refrigeración, con los beneficios derivados sobre medio ambiente y, lo que es más importante, una repercusión positiva en la salud de las personas que habitan en él.