Adaptación de los edificios históricos a los requisitos modernos

0
837
cs-dipoa2-mejoresedificio

Un proyecto financiado por la UE y coordinado por Tecnalia ha desarrollado y puesto en el mercado herramientas y metodologías únicas para asegurar que los edificios históricos cumplan con los modernos estándares de eficiencia energética y medioambientales, preservando al mismo tiempo su carácter original. Acciona también ha participado en el Proyecto.

Dado que el 40% del parque habitacional europeo se construyó antes de 1960 y el 23% antes de 1945, los investigadores del proyecto EFFESUS tuvieron que desarrollar una nueva generación de metodologías, tecnologías e instrumentos para adaptar los edificios antiguos a los requisitos modernos a gran escala. Al mismo tiempo, tenían que ser conscientes de la gran diversidad de áreas urbanas alrededor del continente en términos de materiales de construcción y diseño arquitectónico, así como condiciones climáticas muy diferentes.

Y no era sólo mejorar la eficiencia energética y la huella ambiental de los propios edificios que el equipo debía considerar, sino también la comodidad y el bienestar de sus usuarios.

Los edificios históricos consumen alrededor del 4% de toda la energía en la UE y producen el 3% de las emisiones de CO2. El uso creciente de soluciones, como las desarrolladas en el proyecto EFFESUS, puede ayudar a Europa a cumplir sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 y hacer a los edificios históricos, en particular, más eficientes energéticamente y cómodos para vivir.

“Los edificios históricos se construyeron en un contexto tecnológico y energético totalmente diferente y también fueron construidos para satisfacer expectativas muy diferentes de calidad y comodidad de vida a las de hoy”, dice Aitziber Egusquiza Ortega, miembro del equipo directivo de Fundación Technalia Research & Innovation en España, que coordinó el proyecto. “Por lo tanto, la conservación de nuestras ciudades históricas debe vincularse con el diseño de estrategias para reducir los costos de mantenimiento, el consumo de energía y las emisiones de CO2, pero también para aumentar su comodidad y habitabilidad”, dice.

“EFFESUS fue capaz de desarrollar nuevas soluciones para mejorar la eficiencia energética de los edificios históricos centrados en envolventes”, dice Egusquiza. “El proyecto ha desarrollado cuatro soluciones innovadoras: un aislamiento de aerogel para paredes de cavidades; un mortero aislante; un revestimiento reflectante radiante o la actualización de las ventanas originales. La colaboración entre las PYMEs participantes en el proyecto y los socios de investigación ha sido crucial para desarrollar estas soluciones “.

Otro producto clave de EFFESUS es un Sistema de Apoyo a la Decisión (DSS). “Este es un ecosistema de herramientas y metodologías para apoyar el diagnóstico basado en la evidencia y la toma de decisiones. El DSS ayuda al tomador de decisiones a identificar y priorizar las medidas de reacondicionamiento para mejorar el rendimiento energético de los distritos históricos “, dice Egusquiza. Los componentes clave del DSS incluyen un modelo de datos de ciudad multiescalar, un repositorio de soluciones y una herramienta de categorización.

“Desde el principio, EFFESUS se centró en la generación de soluciones para ser utilizadas y explotadas. La heterogeneidad tanto del consorcio como de los resultados, que van desde las herramientas de software hasta el mortero, ha requerido el desarrollo de diferentes planes y estrategias de explotación con diferentes socios involucrados en cada uno “, explica Egusquiza.

Participaron en el proyecto unos 22 socios de 10 países miembros de la UE, además de Turquía y Noruega, que duraron cuatro años hasta agosto de 2016. El consorcio interdisciplinario incluía varias PYMEs, con un 36% del presupuesto del proyecto destinado a apoyar su colaboración con grandes empresas , centros de investigación y usuarios finales.

El proyecto se estructuró en torno a 10 paquetes de trabajo, desde la conceptualización y categorización hasta la investigación y desarrollo de herramientas y productos, formación, sensibilización, difusión y capacitación. Para abordar la diversidad de los sitios del patrimonio, se realizaron siete casos de estudio en ciudades de toda Europa y con diferentes condiciones climáticas. Las ciudades pertenecían a diferentes épocas históricas y fueron construidas utilizando diferentes materiales y patrones arquitectónicos y urbanos.