Adiós a las bombillas halógenas desde mañana

0
119
halógenas-ledvance
Fuente: Ledvance

Desde mañana, 1 de septiembre de 2018, termina la fabricación y comercialización de las bombillas halógenas lo que supone que solo podrán venderse las que los comerciantes tengan en existencias.

Así lo establece una Directiva europea cuyo objetivo es terminar con las fuentes de energía que son consideradas como «ineficientes». El camino por una iluminación más eficiente y ecológica comenzó en el año 2012 en que se retiraron del mercado las bombillas incandescentes o los focos halógenos; ahora es el turno de  las bombillas halógenas.

Esto supone que a partir de mañana se favorecerá el uso de tecnologías LED más eficientes y sostenibles y que pueden suponer ahorros de más de 100 euros al año. Esto no será un problema para el consumidor dado que como indica a ABC el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), Alfredo Berges, a día de hoy, «es posible sustituir cualquier lámpara halógena o incandescente por una de led. Hay casquillos equivalentes para todos los tipos, con las mismas dimensiones», indicó a la hora de su elección o sustitución.

Reciclaje

Así mismo, desde Anfalum recuerdan que en el caso de cambiar un tipo de bombilla por otra a la hora de desecharla hay que reciclarla.  En concreto matizan que «las lámparas y los tubos fluorescentes son de reciclaje obligatorio y hay que someterlos a un tratamiento que separe el polvo de mercurio que contienen». Para ello, recomiendan llevarlos a «los puntos de recogida o entregarlos en los puntos de venta de la nueva bombilla»

¿Cómo afecta esta medida al medio ambiente?

Esta medida ha sido acogida en España con satisfacción por parte de ecologistas y científicos.

El responsable de Energía de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz ha indicado que la aprobación de esta medida implica “un gran paso” aunque alerta sobre el consumo en el hogar de otros electrodomésticos. Por su parte,  el investigador del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona Xavier Perpiña, considera que los principales beneficios de este cambio están en el consumo y en el tiempo de vida.