El ahorro energético podría ser del 40% con medidas de eficiencia energética en las viviendas

0
350
fgnf-rehabilitar

La Fundación Gas Natural Fenosa promueve soluciones exprés y de bajo coste para rehabilitar hogares vulnerables, siguiendo las pautas derivadas del estudio “Re-habilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste”, una investigación auspiciada por la entidad social del grupo energético y dirigida por la arquitecto Margarita de Luxán, Catedrática Emérita de la Universidad Politécnica de Madrid con un equipo de arquitectas especializadas: C. Sánchez-Guevara, E. Román, M. Barrera y Gloria Gómez.

Este estudio resume las principales conclusiones de un análisis realizado en cuatro ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla y A Coruña), donde se podrían aplicar una serie de soluciones de coste reducido -adecuadas a las condiciones de cada una de ellas- con el objetivo de incrementar la eficiencia energética en hogares de familias vulnerables, lo que reduciría el consumo de energía y mejoraría las condiciones de bienestar térmico.

El uso de los electrodomésticos, la iluminación y la calefacción son algunos de los principales ámbitos del hogar que representan un mayor potencial de ahorro energético aplicando sencillas medidas durante estas semanas de invierno.

Según el último Índice de Eficiencia Energética en los hogares, publicado por la Fundación GAS NATURAL FENOSA, los hogares españoles pueden ahorrar una media del 27% en su factura del gas y la electricidad con cambios en sus usos y costumbres diarias así como con la mejora del equipamiento energético de las viviendas.

Este porcentaje podría incrementarse hasta un 40% de ahorro energético con la implantación de medidas dirigidas a la rehabilitación de viviendas, tales como el aislamiento de paredes y techos, instalación de vidrios dobles, carpintería con rotura de puente térmico o la colocación de burletes en ventanas, de acuerdo al estudio “Re-habilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste” de la Fundación GAS NATURAL FENOSA.

“El ahorro a través de medidas de eficiencia energética depende principalmente de cada uno de nosotros y de nuestras costumbres diarias. Reducir la factura energética de nuestros domicilios durante los meses de invierno es posible con una combinación de modificaciones en nuestros hábitos de consumo así como en intervenciones concretas en nuestra viviendas”, explica el director general de la Fundación GAS NATURAL FENOSA, Martí Solà.

El decálogo para ahorrar energía este invierno

La Fundación de la compañía energética promueve soluciones de eficiencia energética para los hogares, tanto a través de la publicación anual del Índice de Eficiencia Energética como del estudio sobre rehabilitación, que incluye diferentes soluciones de bajo coste (de entre 50 y 7.000 euros).

Re-habilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste propone 77 soluciones constructivas divididas en cinco grandes categorías: paramentos, techos, suelos, carpintería y protecciones solares, indicando el coste de instalación de cada una de ellas, su peso, su eficacia y los lugares donde se comercializa, entre otras características.

El objetivo es implementar medidas pasivas de fácil instalación que se puedan realizar desde el interior de la vivienda, y que no sea preciso la solicitud de licencias de obras o de permisos de la comunidad de propietarios.

Entre estas soluciones destacan:

  • Instalación de toldos.
  • Colocación de alfombras.
  • Sustitución de ventanas.
  • Aislamiento térmico en muros.

Por su parte, en el caso de los hábitos de consumo, destacan algunas medidas como:

  • Ajustar el termostato entre 19º y 21º grados durante al día y entre 15º y 17º por la noche.
  • Uso eficiente de la lavadora y el lavavajillas (llenar antes de ponerla, tanto el lavavajillas como la lavadora, y en el caso de ésta, lavar en frío).
  • Doble acristalamiento en ventanas. El 40% de las pérdidas de calor se producen por las ventanas.
  • Configurar la temperatura del frigorífico en el intervalo de 3º a 7º grados y el congelador a -18º. Por cada grado que bajas la temperatura, es un 7% más de consumo.
  • Apagar el ordenador y la TV cuando no lo vayas a utilizar en los próximos 30 minutos.
  • Utilizar regletas con interruptor para agrupar varios aparatos y que puedas desconectar durante la noche o cuando te ausentes del hogar.
  • Ajustar la potencia contratada a las necesidades de cada vivienda.