Avances en las áreas de regeneración urbana de Gandia y Elche

0
191
Arrus elche - mejoresedificios

La directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, acompañada por técnicos del Ministerio de Fomento, así como por responsables municipales, ha recorrido las áreas de rehabilitación y regeneración urbana (ARRU) de los municipios de Gandia y Elche.

Estas actuaciones se enmarcan en los acuerdos suscritos entre los consistorios y la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio dentro del Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbana dentro del Plan Estatal de Vivienda.

En Gandia, la directora general, que previamente se ha reunido con responsables municipales, ha visitado el barrio Simancas donde las administraciones implicadas han conseguido reactivar el proyecto, iniciado hace siete años, que estaba paralizado por la complejidad de las obras del grupo de Simancas al tratarse de actuaciones que afectan a zonas históricas.

Para la directora se trata de un proyecto donde el Ministerio, La Generalitat, el Ayuntamiento de Gandia, así como la parte privada “hemos trabajado hombro con hombro para hacer posible que salga adelante el barrio de Simancas”.

Así, en este barrio se invertirán más de 7 millones de euros, de los que el Ministerio aporta el 38%, la Conselleria el 23,85% y el resto corre a cargo del Ayuntamiento y particulares. La inversión se destinará a la renovación de 104 viviendas, previamente demolidas.

El convenio, una vez ultimado por las partes será firmado posteriormente por la consellera María José Salvador y el alcalde de la localidad, al igual que ha venido haciendo con los alcaldes de otros ocho municipios de la Comunitat.

Más de 20 millones se invertirán en Elche

De igual manera la directora general y los técnicos del Ministerio se han trasladado a Elche donde a primeros de mes la consellera, María José Salvador, firmó el convenio de colaboración con el alcalde de la localidad, Carlos González, para desarrollar un ARRU en el barrio de San Antón.

En este caso, la inversión total asciende a 20.876.072 euros. Para este año se han presupuestado 7.263.200 euros, de los que 5.219.560 euros serán aportados por Fomento y 2.043.640 euros por la Generalitat.

Se trata de un barrio muy degradado, necesitado y prioritario para la Conselleria. En este caso, la actuación consiste en la construcción de cuatro nuevos edificios de viviendas, con 308 pisos. Debido al elevado estado de deterioro en que se encuentran las viviendas, la actuación comprenderá las obras de demolición de los bloques, la construcción de las nuevas viviendas y de reurbanización necesarias, así como la ejecución de un programa de realojo.