El Banco Mundial pone en marcha una herramienta on line para medir la eficiencia energética en las ciudades

0
185
trace-smap-wb--Mejores-Edif

Ante un aumento de la población se hace necesaria una mayor eficiencia energética. Por esto, el Banco Mundial, a través del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía (Esmap, por sus siglas en inglés)  ha desarrollado TRACE. una nueva herramienta para que las ciudades realicen una evaluación eficiente del gasto en energía en sectores como la edificación,  el alumbrado público o el transporte. Ver herramienta en Soluciones.

Para el Banco Mundial, las ciudades son las mayores consumidoras de energía, ya que gastan casi dos tercios de la energía global. Según sus cifras, no solo son las más consumidoras, sino que además son responsables del 70% de la emisión de los gases de efecto invernadero.

Las previsiones indican que en los próximos 30 años, habrá 2.000 millones de personas más en las ciudades a nivel global. Por estas razones, es indispensable la utilización eficiente de la energía.

Por estos motivos,  el Grupo del Banco Mundial ha creado y puesto en marcha una herramienta online para que las ciudades y sus gobernantes puedan hacer una evaluación rápida del gasto en energía por sectores. Dicha herramienta es conocida como TRACE (Tool for Rapid Assessment of City Energy).

Janina Franco, especialista sénior en energía del Banco Mundial, indicó que  “es una herramienta que da un diagnóstico rápido del consumo de energía de los municipios”. Con esta nueva herramienta es posible realizar la medición del consumo de energía en los siguientes sectores:

Transporte público y privado
Edificios públicos
Gestión de residuos sólidos
Alumbrado público
Aguas residuales
Energía y calor

“Con una evaluación rápida, la herramienta permite a los gobernantes locales ver los sectores que podrían tener mayores oportunidades de eficiencia energética para su municipio, dependiendo de la proporción de energía consumida en un sector, los ahorros potenciales, pero también el grado de autoridad y control que tiene el municipio en cada sector”, plantea el Banco.

A pesar de que los resultados de la medición varían dependiendo de la ciudad, con el uso de esta herramienta se puede conocer de una manera más clara cuales son los sectores que pueden resultar más estratégicos, en cual existe un bajo rendimiento y en cual se debe priorizar. Además, contribuye a la ciudad a evaluar la mejoría y el potencial de ahorro.

De acuerdo con información del Esmap (que es un fondo fiduciario de múltiples donantes administrado por el Banco Mundial), Trace se está probando en 32 ciudades seleccionadas de África, Asia, Europa, Asia Central y América Latina.