Barcelona expropiará solares vacíos que lleven dos años sin edificar

0
62

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha un registro municipal de fincas no edificadas que permitirá, en un plazo de inactividad de dos años, poder expropiar aquellos solares que no cumplan con la obligación de edificar y destinarlos a vivienda pública.

El registro municipal de solares sin edificar es una nueva herramienta para actuar ante la inactividad de los propietarios de solares y fincas privadas en desuso y destinarlos a ampliar el parque de vivienda pública de Barcelona.

A partir de este momento, el Ayuntamiento dispondrá de dos años para ejecutar la expropiación, compra o sustitución forzosa del solar y construir sus promociones de vivienda pública.

La medida incluye, también, incumplimientos de órdenes de ejecución de rehabilitaciones que se hayan requerido para garantizar la seguridad de personas o para proteger el patrimonio arquitectónico o cultural.

El nuevo registro de solares sin edificar se enmarca en la lucha contra la gentrificación en los barrios que se lleva a cabo desde el Gobierno municipal. La iniciativa se suma a dos medidas más aprobadas inicialmente en los últimos meses y que actualmente se encuentran en trámite.

Se trata de las modificaciones de planeamiento para obligar a que todas las promociones de más de 600 metros cuadrados que se hagan en la ciudad destinen un 30 % de la superficie a vivienda asequible y protegida, y para declarar toda la ciudad como área de tanteo y retracto con el objetivo de disponer del derecho de compra preferente en determinados edificios y solares. Esta última establece una de las normas, el plazo máximo de inactividad de dos años, sobre las cuales se desarrolla el registro de solares inactivos.

La puesta en marcha de este registro se basa en el artículo 117 de la Ley de Urbanismo de Cataluña, que habilita los municipios para velar por el cumplimiento de las obligaciones de edificar, conservar o rehabilitar que tiene cualquier propietario en terrenos con la calificación de solar, de edificaciones declaradas en ruina o de construcciones paralizadas o inadecuadas. Esta medida, por lo tanto, garantiza la construcción y la rehabilitación de las edificaciones, el derecho a una vivienda digna, y permite evitar la especulación de solares, según el consistorio.