Casa biopasiva en Sant Esteve de Palautordera

0
133
vivienda-biopasiva-Sant-Est

A los pies del Montseny, en Sant Esteve de Palautordera, la empresa House Habitat construye dos viviendas de consumo de energía casi nulo con estructura de madera y materiales sostenibles y saludables. Casas para vivir en armonía con el entorno natural.

La localidad de Sant Esteve de Palautordera, situada en la comarca barcelonesa de El Vallés Oriental cuenta con vistas y el amparo del Macizo del Montseny y dos nuevas casas biopasivas con estructura de madera que se adaptan al entorno natural.

Casa biopasiva

casa-de-madera-biopasiva-sant-esteve-de-palautordera-14-1Una vivienda biopasiva es aquella que, además de requerir muy poca energía ha sido construida con materiales naturales o ecológicos, libres de tóxicos, respetuosos con el medio ambiente y la salud.

El  estilo y sistema de construcción  de las dos casas es diferente -una en madera contralaminada (CLT) y la otra con entramado ligero-  pero ambas casas tienen en común que, además de estar rodeadas de un paisaje privilegiado, ocasionan un menor impacto medioambiental respecto a la construcción tradicional y que han sido realizadas con materiales sostenibles y respetuosos con la salud de sus propietarios, quienes pagarán muy poco por las facturas de energía para disfrutar de una temperatura confort tanto en invierno como en los meses cálidos.

Características de la casa y medidas pasivas

vivienda-sant-esteve-de-palLa vivienda unifamiliar consta de 2 plantas con un total de 202 metros cuadrados, distribuidos en un amplio salón comedor, cocina independiente, 4 habitaciones, 3 baños y una sala polivalente. La estructura es de madera CLT –sistema que destaca por la rapidez de ejecución- y  a la misma se le ha añadido un aislamiento natural como es la celulosa reciclada.

En esta ocasión en sistema de entramado ligero, que posibilita una gran variedad de acabados, como puede apreciarse en esta casa de estilo rústico en armonía con el entorno natural en el que está integrada.

Otra característica importante de esta vivienda es su adaptabilidad ante posibles variaciones del número de integrantes de la familia, pues permite hacer cambios en la distribución interior sin necesidad de hacer grandes reformas.

El diseño, de Lacol Arquitectura, optimiza los recursos naturales, captando la máxima radiación solar durante los meses fríos y protegiéndose de estos durante los más calurosos. Además, facilita la ventilación cruzada en todas las estancias y la aportación de luz natural.  Con el objetivo de lograr un alto nivel de eficiencia energética, la casa cuenta con aislamiento tanto interior como exterior, con sistema SATE de mortero de silicato sobre fibra de madera en la fachada. Además utiliza aislamientos con celulosa reciclada, pinturas naturales con base mineral en aras de proteger la salud de sus habitantes. La carpintería exterior metálica de altas prestaciones optimizada para la construcción pasiva se sitúa en la línea perseguida de máximo aislamiento térmico y aprovechamiento de la luz solar.

Sistemas activos en la casa

casa-de-madera-biopasiva-sant-esteve-de-palautordera-15-1En cuanto a las instalaciones, la vivienda cuenta con caldera de aerotermia para el ACS. Una energía renovable que también se utiliza para la climatización mediante fancoils. Además, se ha instalado un sistema de renovación del aire, que, aparte de asegurar la calidad el aire que se respira dentro de la casa, recupera energía del aire contaminado que expulsa.

La instalación eléctrica es biocompatible y la climatización de esta vivienda se realiza mediante aerotermia y fancoils. Los propietarios también han decidido instalar una estufa de pellets. Las persianas exteriores están automatizadas y dispone, por último, de soluciones domóticas dirigidas a controlar la temperatura de la vivienda.