COP 22 para frenar el calentamiento global

0
484

La transición hacia un desarrollo económico bajo en carbono es “irreversible”. Recogemos las principales conclusiones de la 22º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático que ha tenido al agua, los alimentos y la energía entre sus prioridades.

La COP 22 concluyó el pasado día 18 de noviembre en Marrakech, (Marruecos) con varios acuerdos, numerosas iniciativas y el compromiso de avanzar lo antes posible tras el acuerdo de París del año pasado. También se ha dejado ver cómo las negociaciones técnicas de la COP22 han reflejado el delicado balance que existe entre los distintos componentes del Acuerdo de París y ciertas incertidumbres tras la victoria de Donald Trump como presidente electo de los EEUU. La cuestión es que, tras Marrakech, se han empezado a sentar las bases para seguir trabajando en la parte técnica en los próximos dos años.

cambio-climatico

La secretaria general de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), la mejicana Patricia Espinosa, una de las figuras principales de esta cumbre, ha indicado que “La voluntad política de mantener una unidad para llevar adelante la agenda de lucha contra el cambio climático se ha mantenido en esta cumbre del clima, por lo que puedo afirmar que me siento satisfecha”.

En ese sentido se han firmado la “Proclamación de Marrakech”, varios compromisos “subnacionales” o llegado acuerdos de actuación por parte de empresas.

  • Acuerdo de París: punto de partida

El Acuerdo de París entró en vigor el pasado 4 de noviembre, tan solo 11 meses después su aprobación, puesto que ya contaba con más de 55 países que lo habían ratificado (incluyendo a los más emisores, China, Estados Unidos, la Unión Europea e India) que juntos superaban con creces el 55 % de las emisiones globales que exigía el pacto.

Actualmente, el tratado cuenta ya con 111 ratificaciones de países que suman más del 80 % de los gases mundiales, y aunque ya están en vigor los compromisos de reducción de emisiones que han hecho los países en el marco del mismo no empiezan a funcionar hasta 2020.

  • Proclamación de Marrakech

La “Proclamación de Marrakech” es una declaración de intenciones que refleja el compromiso mundial para frenar el calentamiento global. El texto recoge la voluntad de todos los asistentes en torno a las acciones que implementarán antes de 2020 y cómo se responderá a las necesidades de los países más vulnerables.

cop22-mejoresedificiosEl documento también llama a “facilitar el acceso a la financiación para los proyectos climáticos y reforzar las capacidades y esfuerzos de países desarrollados hacia los más pobres para adaptarse a los impactos del calentamiento global”.

Aziz Mekouar, canciller de Marruecos, leyó la declaración final e indicó que la COP 22 marca un nuevo hito dentro de las negociaciones de Naciones Unidas sobre el tema. “Creo que este cambio que se está operando va a impactar todas las nuevas COPs que van a venir. Lo más importante es que hay un acuerdo y no vamos a volver atrás. Hay que entrar en acción y esta es hacia el desarrollo sostenible”.

Los países más vulnerables a los efectos del cambio climático se comprometieron a llevar a cabo acciones concretas para la implementación del Acuerdo de París y limitar la subida de la temperatura media mundial a lo más cerca de 1,5ºC que sea posible. Las más de 45 naciones que conforman el Foro de Países Vulnerables al Clima (CVF) emitieron una declaración conjunta en la que subrayaron que van a “sobrevivir y a prosperar”. Su Visión de Marrakech compromete a estos países con varios objetivos, entre ellos, lograr que el 100% de la energía sea renovable entre 2030 y 2050.

cambio-climatico

Este foro agrupa a los Estados que se ven afectados de manera desproporcionada por los impactos del cambio climático y su misión es ejercer presión adicional para afrontar ese desafío.

Sus miembros provienen de todas las regiones del planeta e incluyen a las Islas Maldivas, Costa Rica, Afganistán, Bangladesh, Etiopía, Tuvalu, Madagascar y Nepal.

En la declaración, dada a conocer como la “Comunicación de Marrakech”, se propone que los países cuya contribución determinada a nivel nacional no corresponda de manera equitativa a su respectivo nivel de emisiones, según lo establece el Acuerdo de París, actualicen esas contribuciones a más tardar en 2020.

  • Otros acuerdos “subnacionales”

Naciones Unidas indica varios acuerdos alcanzados en Marrakech. Entre ellos cabe destacar dos: Cuatro países (Canadá, Alemania, México y Estados Unidos) han anunciado estrategias a largo plazo -horizonte 2050- frente al cambio climático que reflejan –según la ONU- “el objetivo a largo plazo del Acuerdo de París de lograr la neutralidad climática y un mundo con bajas emisiones en la segunda mitad del siglo”.

Under2 Coalition, un club de Gobiernos subnacionales (un club de 165 miembros) que se han comprometido a reducir las emisiones al menos un 80% de aquí a tres años. El Producto Interior Bruto (PIB) combinado de los 165 integrantes de esta coalición es de casi 26.000 millones de dólares estadounidenses (26.000 M$), un tercio de la economía mundial, y cubre una población de alrededor de mil millones de personas que viven en Norteamérica, Europa, América Latina, África y Asia.

Iniciativas clave

La ONU destaca en su balance cuatro iniciativas clave en Marrakech:

  • Normas de aplicación

Un resultado crucial de la conferencia de Marrakech sobre el cambio climático ha sido el progreso de la redacción de las normas de aplicación, o manual, del Acuerdo de París. El acuerdo exige una importante mejora de la transparencia de la acción, entre otras cosas para las mediciones y la contabilidad de las reducciones de las emisiones, la provisión de financiación para hacer frente al cambio climático y para el desarrollo y transferencia de tecnología.

También incluye la labor de diseñar comunicaciones sobre la adaptación, que es el principal vehículo para compartir esfuerzos individuales de adaptación y para atender necesidades en el marco del Acuerdo de París. Los países han dado pasos en este sentido y han establecido –informa la ONU- un breve plazo (2018) para completar esta labor. Según Naciones Unidas, los países ya han construido los cimientos para esto con un proceso transparente que comenzó en 2014 mediante el que se evalúan unos a otros las acciones que están realizando para reducir las emisiones.

  • Evaluación multilateral

En la CoP 22 siete países en desarrollo han presentado información actualizada y han accedido a que otros países sometan a examen la forma en que están avanzando hacia una economía con bajas emisiones de carbono. Esto concuerda –explica la ONU- con el objetivo de crear un sistema de supervisión, verificación y presentación de informes de las acciones, y prepara el camino para una mayor ambición en sus planes de acción por el clima, llamados contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN).

  • Iniciativa de Creación de Capacidad para la Transparencia

Durante la COP 22, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), un instrumento multilateral de financiación, ha anunciado la Iniciativa de Creación de Capacidad para la Transparencia respaldada por 11 donantes de países desarrollados que aportan un valor de 50 M$ de financiación.

  • Alianza para las CDN

La implementación de planes de acción por el clima también recibió un impulso con la puesta en marcha de la Alianza para las CDN, una coalición de países en desarrollo y desarrollados y de instituciones internacionales que trabajan juntos para asegurar que los países reciben el apoyo técnico y financiero que necesitan para conseguir rápidamente sus Objetivos de Desarrollo Sostenible y relacionados con el clima.

Reducir emisiones en edificios y transporte

Numerosas grandes empresas y organizaciones han creado en Marrakech la nueva “SMARTer2030 Action Coalition”, un grupo presentado por Global e-Sustainability Initiative (GeSI) para apoyar el Acuerdo de París con iniciativas concretas que permitan a los sectores industriales reducir sus emisiones de CO2 a través de las TIC. Según GeSI, las emisiones que se pueden evitar con las soluciones digitales son casi diez veces superiores a las generadas por el despliegue de las TIC. En un inicio, la coalición se centrará en la eficiencia energética de los edificios y en la movilidad.

Los socios fundadores de la coalición “SMARTer2030 Action Coalition”, además del Gobierno de Marruecos, GeSI y Telefónica, son BT, Connected Devices Alliance,CSCP, Ericsson, IBM, IEA, ITU, Microsoft, Philips Lighting, Schneider Electric, Telia Company, Verizon y WBCSD.