El autoconsumo ahorraría al sistema y a los ciudadanos españoles 1.770 millones de euros

0
102

Cada hogar con una pequeña instalación de autoconsumo regala a la red eléctrica, la sociedad española y el medio ambiente 440€ cada año sin pedir nada a cambio, según las estimaciones de Greenpeace. Porque este valor positivo no mide cuánto vale la electricidad que genera en el mercado ni cuánto ahorran estas personas en su factura sino cuánto nos ahorramos todos las demás gracias a su iniciativa.

Además de pagar todos los impuestos y costes del sistema eléctrico como todos los demás usuarios conectados a la red eléctrica, los autoconsumidores reducen las importaciones de combustibles fósiles, su quema, inversiones en otras tecnologías caras y contaminantes, reducen las pérdidas del transporte de la red al mismo tiempo que luchan contra el cambio climático. ¿Cuánto nos ahorramos entonces cada vez que un autoconsumidor renovable consume directamente su electricidad o la inyecta a la red eléctrica para que otras puedan disfrutar de ella? Gracias a un nuevo estudio hemos cuantificado el valor añadido neto positivo del autoconsumo en 59€/MWh. Esto significa que los beneficios del autoconsumo superan con creces los costes incurridos en la red eléctrica o la moderación de ingresos a través de la factura eléctrica contra la que tanto claman las eléctricas.

El Impuesto al Sol nunca tuvo sentido y es más que urgente eliminarlo ya para todas las instalaciones en España. No solo porque lo dice la nueva Directiva europea de Energías Renovables sino porque es justo.

Y también porque si el Gobierno quiere promover medidas para reducir la factura de la electricidad y contra la pobreza energética es esencial que el autoconsumo sea tratado de forma justa facilitando que las administraciones públicas puedan invertir en autoconsumo para apoyar a familias vulnerables a la pobreza energética, indica la organización.