El Ayuntamiento de Madrid se acoge al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

    0
    82

    La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha firmado junto a la secretaria general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Helena Beunza Ibáñez, y el director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid, José María García Gómez, el acuerdo de financiación para la realización conjunta de las obras de edificación, reurbanización de espacios públicos, y demás aspectos específicos de las diez Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRUS) de Madrid, en el marco del Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

    En este caso la firma del convenio conlleva las ayudas a diez zonas de la capital que han sido declaradas, por el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, como Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), que son las Colonias de Vallecas, Poblado Dirigido Fuencarral, Colonia Loyola Virgen Inmaculada, Ambroz, Gran San Blas, Simancas, Poblado Dirigido de Orcasitas, Meseta de Orcasitas, y la segunda fase de Barrio Aeropuerto y Colonia Experimental de Villaverde, incluyendo estas dos últimas la posibilidad de demolición.

    El R.D. 106/2018 regula, entre otras ayudas, la relativa al Programa de fomento de la regeneración y renovación urbana y rural, que tiene por objeto la financiación conjunta para la realización de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, de urbanización o reurbanización de espacios públicos y, en su caso, de edificación de edificios o viviendas en sustitución de edificios o viviendas demolidos, dentro de ámbitos de actuación denominados área de regeneración y renovación urbana o rural previamente delimitados.

    Financiación para los próximos tres años

    En estos acuerdos la financiación que se aporta para los tres próximos tres años (2019-2021), procede un 36% (14.891.000 euros) del Ministerio de Fomento, un 4% (1.695.000euros) de la Comunidad de Madrid y un 18% (6.201.000 euros) del Ayuntamiento de Madrid como gestor de este Plan a través de la Empresa Municipal de la Vivienda EMVS que será la encargada de la gestión y tramitación de las ayudas. El resto de la financiación hasta el total de la inversión la podrán conseguir los vecinos con las ayudas del Plan MAD-RE.

    Las ayudas, siguiendo los mismos criterios del Plan MAD-RE, van encaminadas a la accesibilidad, la eficiencia energética y la conservación, también, como en el Plan MAD-RE se considera la especial vulnerabilidad de las familias, elevando la ayuda hasta un 75% (en el Plan MAD-RE 90%) para las viviendas en las que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a tres veces el IPREM.

    Este acuerdo es el primer paso del desarrollo del plan, al que le seguirá la firma de convenios de actuación entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid y la publicación final de las bases por medio de un Decreto de la Comunidad de Madrid.

    Nuevas viviendas en alquiler

    Asimismo, también se firman tres convenios para subvencionar parte de los costes de construcción de 346 nuevas viviendas en alquiler de las más de 2.200 viviendas que ya se encuentran en tramitación por parte del Ayuntamiento a través de la EMVS, de las cuales 1.267 están en ejecución. En estos acuerdos el Ayuntamiento aporta el 85% de la inversión y el Ministerio de Fomento el 15%, sin ninguna aportación de la Comunidad de Madrid. Actualmente, la inversión total destinada a vivienda pública por parte de la EMVS asciende a 192 millones de euros.

    Una vez publicadas las ayudas a la rehabilitación de las ARRUS se podrán sumar a los recientemente aprobados 50 millones de euros del Plan MAD-RE, fondos propios del Municipio, que se destinan todos los años a ayudar a mejorar la calidad de vida de los vecinos de las 119 APIRUs (Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana) para accesibilidad, eficiencia energética, conservación y retirada de amianto, y al resto de la ciudad de Madrid en cuanto a accesibilidad y retirada de amianto.

    El Ayuntamiento de Madrid está liderando desde 2016 un plan para que la rehabilitación, Plan MAD-RE, sea el nuevo motor económico de la construcción en Madrid, con toda una estrategia global de rehabilitación en la que ya se han invertido 73,7 millones de Euros en ayudas y se han realizado obras de mejora en 23.997 viviendas. Esto contribuye al ahorro de 31.870 Toneladas al año de emisiones de CO2, lo que mejora notablemente la calidad del aire de la ciudad, y se han generado más de 10.000 puestos de trabajo.