El ejemplo de Zaragoza en materia de rehabilitación edificatoria es analizado por el BEI

0
39

La capital aragonesa recibió la semana pasada una visita de cuatro técnicos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), entidad de la que el Ayuntamiento de Zaragoza espera recibir un préstamo en unas condiciones muy ventajosas para llevar a cabo un Plan de vivienda. El BEI ya aprobó inicialmente el pasado marzo esta iniciativa la cual ha denominado Zaragoza Energy Efficient Social Housing.

El Plan de Inversiones en Vivienda 2018-2023 pretende construir 308 viviendas de alquiler social y rehabilitar energéticamente 842 inmuebles del parque público, con un presupuesto de 72.2 millones de euros, de los que el BEI financiaría la mitad. La entidad europea ha demostrado con su visita un gran interés en apoyar esta iniciativa que cumple dos objetivos de la Unión Europea: luchar contra el cambio climático y favorecer el acceso a la vivienda.

El BEI ya ha trabajado con los gobiernos de Barcelona y la Comunidad Foral de Navarra, donde también ha ayudado a financiar ambiciosos proyectos de promoción de vivienda pública. El proyecto presentado por Zaragoza da un paso más; incorporando la rehabilitación energética dentro de sus medidas con el fin de reducir la pobreza energética y mejorar la vida de muchas personas.

El Plan de Inversiones para Europa, conocido como Plan Juncker, cuenta con fondos por un importe de 500.000.000.000 euros. Su fin es contrarrestar la tendencia negativa en la inversión producida en la Unión Europea desde la crisis económica y financiera mundial a través de un uso eficiente de los recursos financieros con la que colabora el BEI.

Los cuatro técnicos que han viajado hasta Zaragoza para conocer el trabajo del Ayuntamiento en materia de vivienda han conocido dos obras que actualmente se están desarrollando en la ciudad. La primera de ellas ha sido un bloque de edificios donde se está implementando el sistema Passivhaus, un estándar de construcción de alta eficiencia que asegura un consumo energético casi nulo.

También visitaron las obras de rehabilitación energética en un edifico de 53 viviendas de la calle Maestro Tellería que se desarrolla mediante un consorcio público privado compuesto por 18 socios de seis países y gracias al proyecto Buildheat, financiado por la Unión Europea. El fin de estos trabajos es aprovechar energías renovables para la producción de energía en las instalaciones de calefacción y refrigeración y conseguir así un ahorro de los consumos.

La rehabilitación de este edificio se está realizando con las viviendas habitadas y con el apoyo y seguimiento social de un proyecto comunitario dando protagonismo a las personas que viven en el edificio para que participen en el proyecto desde el inicio. Para ello, se ofrece a los vecinos y vecinas de Maestro Tellería un apoyo con el que ir viendo las necesidades que surgen durante las obras, asegurar que la información llega a todas las personas y se comentan los pasos que se van a ir dando.

El Plan de inversiones contempla la rehabilitación de más de 800 viviendas del parque público ocupadas por sus inquilinos, por lo que el buen desarrollo que se está llevando a cabo en Maestro Tellería es un un excelente ejemplo para el BEI.