España no controla sus emisiones de CO2

0
65

Un informe de CCOO sobre la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero presentado en rueda de prensa por el secretario de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, Mariano Sanz, y la responsable del Área de Cambio Climático y Energía de ISTAS-CCOO, Begoña María-Tomé, señala que después del aumento experimentado en 2017 – un 4,46% respec­to al año anterior, el crecimiento anual más alto desde que entró en vigor el Protocolo de Kioto -, las emisiones alcanzan un incremento del 17,91% desde 1990. “Con las políticas actuales, España está muy lejos de cumplir con la reducción de gases de efecto invernadero a la que nos obliga los compromisos internacionales”, manifestó Mariano Sanz.

El informe elaborado por CCOO que analiza la evolución de las emisiones de gases invernadero ofrece un panorama muy preocupante: España sigue siendo uno de los países industrializados donde más han au­mentado las emisiones. “Habría que retroceder a 2002 para encontrar un nivel peor al registrado en 2017”, denunció la responsable del Área de Cambio Climático y Energía de ISTAS-CCOO, que insistió en que nuestro país se encuentra lejos de los objetivos de reducción de emisiones.

Según recoge el informe la causa del incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2017 en gran parte se debe a la utilización de carbón para la generación eléctrica en un 21% y del gas natural en las centrales de ciclo combinado en un 31,8%. El consumo de petróleo creció un 0,5% y el de gas natural un 9,8%, mientras que en el sector del transporte por carretera las emisiones subieron en un 2,4% en 2017.

Para CCOO, el Gobierno (el anterior, se entiende) tiene buen parte de la responsabilidad en el aumento de las emisiones en España. “No existen en España políticas climáticas coherentes ni suficientes para afrontar la reducción de emisiones. La decisión del gobierno del PP de estrangular las energías renovables no ha hecho sino complicar la posibilidad de cumplir los objetivos medioambientales que tenemos adquiridos”, explicó el secretario de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, que aseguró que es necesario un esfuerzo de carácter político, económico y legislativo. “Si no se toman medidas adicionales no vamos a poder cumplir los compromisos adquiridos”, subrayó.

En este sentido, la prioridad es aprobar una ley de cambio climático y transición energética, una ley a la que se comprometió el presidente Rajoy cuando salió de la Cumbre de París. Por ello, señaló Mariano Sanz, “emplazamos al Gobierno a implementar de manera inmediata la ley, que además incluya medidas de transición justa para los trabajadores”.

A juicio del secretario de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, Mariano Sanz, también es fundamental que se publique ya el plan integrado de Energía y Clima al que obliga la normativa comunitaria. Disminuir progresivamente el uso del carbón y la energía nuclear; incrementar las energías renovables; fomentar medidas de ahorro y eficiencia energética; eliminar las barreras del autoconsumo; transformar la fiscalidad energética, bajo el principio de que “quien contamina, paga”, y avanzar en la movilidad sostenible potenciando el transporte público y apoyando decididamente la electrificación del transporte.