España retrocede en sostenibilidad energética

0
194
datos-informe-2015-sost-ene

El pasado 21 de abril se presentó por Ignacio Pérez Arriaga, director de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad el Informe 2015 que elabora el Observatorio de Energía y Sostenibilidad de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE. Según el mismo, se puede concluir que en 2014 hemos retrocedido en sostenibilidad energética y que nuestro país cada vez es menos sostenible dado que aumentaron tanto el consumo de energía final como las emisiones de CO2 y la dependencia del exterior. Además la factura energética doméstica también fue más cara.

Algunos datos del Informe

  • España había superado en 2014 por tres puntos el objetivo del 20% marcado para 2020, aunque debido a que un año antes redujo un 5,5% su intensidad energética frente a 2012 por la crisis
  • Tras dos años a la baja, el uso del transporte vuelve a aumentar en 2014, sobre todo por el avión, que sube hasta un 9,4% en movilidad de pasajeros. El transporte aéreo supone el 17% del consumo de energía final del sector. En conjunto, sigue siendo el que más energía consume, con un 42% sobre el total, y el que más emisiones de CO2 origina, con un 48%, muy por encima también de los países de nuestro entorno.
  • Se ha producido un retroceso en energías renovables por falta de apoyo e inseguridad jurídica, mientras en el resto del mundo crece a un ritmo del 8%
  • Mejora la intensidad de carbono de nuestro sector energético, y se han reducido un 14% las emisiones de SO2, y un 3% las de NOx. A pesar de ello, los costes externos que suponen estas emisiones (fundamentalmente los costes para la salud) siguen suponiendo la mitad del valor añadido generado por el sector.
  • En 2015, la generación hidráulica cayó un 28% y la eólica un 5%, y como consecuencia se aumentó el consumo de carbón”, pero en 2014, el uso del carbón subió hasta un 18%, frente a la bajada del 9% de consumo de gas natural, compensado, en esta ocasión, por un buen año hidráulico y el ascenso en la utilización de la energía solar, generando un leve incremento de un 0,58% de las emisiones de CO2
  • Los enormes costes regulados que soporta el sistema, que suponen casi el 50%, no favorecen el desarrollo de la eficiencia energética y para Pérez Arriaga, “la única solución es eliminarlos y no cobrar los peajes de respaldo”. De esta forma se desarrollará el autoconsumo.

Un sistema de ayudas al ahorro, mejorable

Según el Informe 2015, el sistema creado en España para impulsar el ahorro no es el más adecuado y se ha avanzado muy lentamente, exponiendo dos razones:

  • Por su regulación en una “ley escoba”, aprobado en última instancia a través de un real decreto de medidas urgentes para el crecimiento, competitividad y eficiencia, en vez de ser “una norma específica y localizable”, critican en el estudio de BP y Comillas.
  • Por el mecanismo de contribución. “Cabe pensar que volveremos a las malas prácticas de subvenciones sin ningún análisis de coste-eficiencia”.

En ese sentido se mostraron partidarios de ir hacia un sistema de certificados blancos, establecidos con éxito en Reino Unido, Francia e Italia, que fijan objetivos de ahorro según el tamaño de la compañía y dejan en sus manos las fórmulas para conseguirlo. Además, si un comercializador supera su propósito, puede vender ese “exceso de eficiencia” a otro operador que no lo haya alcanzado.

Avances para un mundo más sostenible

En la presentación del informe también participó Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de París, quien destacó el avance que se da con la firma, el Día de la Tierra (22 de abril), del Acuerdo de París de la Cumbre de Cambio Climático en Nueva York “todo un éxito si tenemos en cuenta que ya han confirmado su asistencia más de 160 países”, indicó.

Ribera, quiso destacar el caso concreto de China, “la primera emisora de CO2 del mundo ha virado como un trasatlántico y su Plan Quinquenal pretende reestructurar la economía y dar un giro energético radical en los próximos años. China está desacoplando su economía del carbón y eso es una muy buena señal” concluyó.