España solicita en Bruselas que la eficiencia energética no se contabilice como gasto para rehabilitar los edificios públicos

0
427
consejo-ministros-eu-mejoresedificios

El pasado 5 de diciembre Álvaro Nadal, ministro español de Energía, Turismo y Agenda Digital, solicitó en el consejo de ministros de Energía de la UE que la Comisión Europea desarrolle  una reforma en las reglas de contabilidad en eficiencia energética relativas a los edificios públicos, lo que “en España permitirían crear unos 200.000 empleos en el sector de la edificación“, indicó.

Según manifestó a la prensa con motivo de este consejo, “Sería importantísimo, porque significaría que proyectos que tengan sentido económico, sentido medioambiental, que crean empleo por su efecto de arrastre en el sector de la construcción, podría tener un desarrollo enorme”.

Tal y como explicó Nadal, ahora mismo “hay unas reglas muy estrictas en la contabilidad nacional de forma que si un una universidad, un hospital o un colegio invierte en eficiencia energética toda la inversión se le contabiliza como gasto en un año. Solicitamos una regla similar a la que tienen la contabilidad privada”

Así la Comisión se ha comprometido a aclarar antes de marzo la naturaleza de este tipo de inversiones en la contabilización del déficit de las administraciones públicas bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, advirtiendo de que no se trata de modificar las reglas, sino de especificar que no es meramente un gasto a corto plazo.

De esta forma, el ministro español ha apostado por diseñar una regla contable “más libre y benigna” y menos “estricta”, que permitiese un desarrollo de la inversión para renovar la flota de edificios públicos en España que las condiciones actuales no permiten.

Esta propuesta se enmarca dentro de los comentarios de los Estados miembros sobre el “paquete de invierno” energético que presentó la semana pasada la Comisión Europea para legislar sobre renovables, eficiencia y consumo energético en la Unión Europea.

“Lo que se está buscando es ambicioso: aunar dos objetivos. En primer lugar, los medioambientales que acabamos de aprobar en París y, por otro, que la energía en España y el resto de la UE sea asequible, sea competitiva”, que añadió que esta propuesta de la Comisión “está claramente en la línea de lo que ha sido la propuesta del Gobierno español en dos temas que está, en el candelero, políticamente hablando”.

También se refirió al autoconsumo energético, que quiere fomentar Bruselas en el denominado paquete de invierno, indicando que “establece que tiene que haber cargas equivalentes para el consumidor que autoconsume que para el que no” y apoyó el que la CE propone que la pobreza energética se aborde desde la política social, sin “intervenir en precios”.