Estos son los mejores edificios en madera que ganan los premios Egurtek 2018

0
94

Egurtek, Foro Internacional de Arquitectura y Construcción en Madera, que celebra su 7 ª edición los días 18 y 19 de octubre de 2018 en Bilbao Exhibition Centre, ha anunciado este mediodía los ganadores de la 4ª edición de los Premios de Arquitectura en Madera, que reconocen los mejores trabajos en cinco modalidades: “Edificación”, “Publicación”, “Diseño de producto”, “Madera Local (Basque Quality)” e “Interiorismo”, nueva categoría incluida este año. En concreto, se han presentado a concurso 123 paneles en sus diferentes categorías, frente a 88 en 2016: 58 en Edificación, 36 en Interiorismo, 27 en Diseño, 4 en la categoría Publicación, y 33 en Madera local (Basque). El Jurado ha destacado “la alta calidad de la totalidad de los proyectos presentados y la sensibilidad que se aprecia en el uso de la madera en todos ellos”.

En el apartado de Edificación, el premio ha recaído en “Dos Casas de Corcho en Llafranc, Girona”, llevada a cabo por Emiliano Lopez y Mónica Rivera. En este trabajo se ha valorado positivamente su expresividad e integración en el medio a través de su acertada implantación en un entorno comprometido y una ejemplar elección de los materiales y su puesta en obra. En esta categoría, el Jurado ha otorgado Accésit a “Impluvium Centro Comunitario en Reinosa, Cantabria”, de los autores Begoña de Abajo y Carlos García, a “Bos d’en Pep Ferrer en Playa de Migjorn, Isla de Formentera”, del autor Marià Castelló Martínez, y al trabajo “Nueva sede servicios centrales FINSA en Santiago de Compostela, A Coruña”, de los autores Miguel Alonso Flamarique, Roberto Erviti Machain, Mamen Escorihuela Vitales y Antón Varela García.

En la nueva categoría de Interiorismo, la propuesta merecedora del premio ha sido “Taller de Arquitectura en Pamplona, Navarra”, de Xavier Chérrez y Raquel Cantera, en el que se ha destacado el aprovechamiento integral del espacio de almacenamiento y trabajo con una ingeniosa solución basada en las virtudes de la construcción con madera.

En la categoría de Diseño en madera, el premio ha recaído en “POTRO”, obra de los diseñadores Gerard Bertomeu, Miriam Cabanas y Xavi Santodomingo, por la esencialidad en el diseño del elemento a través de una referencia acertada basada en una innovación tecnológica.

Por su parte, “ARINA, una mesa para los hogares de hoy en día”, de la diseñadora Silvia Ceñal, ha ganado el premio especial Madera local (Basque Quality). Los miembros del Jurado han resaltado la adecuada resolución del elemento con unas limitaciones predefinidas en cuanto a la especie y el formato de la madera.

Por último, y la categoría Publicación, destinada a distinguir la difusión del uso de la madera en construcción desde los medios de comunicación gráficos, impresos, audio-visuales o digitales, el galardón ha recaído en Miguel de Lozar de la Viña, por su trabajo de investigación “La cabaña moderna. Pequeñas arquitecturas en busca de sentido”, que muestra el protagonismo de la madera en la arquitectura del movimiento moderno a partir del tema recurrente de la cabaña primitiva.

Los paneles explicativos de estos trabajos estarán expuestos en el vestíbulo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de a UPV/EHU en el Campus de Gipuzkoa.

En el Jurado de los Premios han participado expertos de reconocido prestigio en el campo de la arquitectura, el diseño, la fabricación y la madera de entidades como el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro; la Universidad del País Vasco UPV/EHU; Baskegur-Asociación de la Madera de Euskadi; Infoedita-Grupo de comunicación profesional; Bilbao-Bizkaia Design & Creativity Council; Arrokabe Arquitectos; el Colegio de Diseñadores y Decoradores de Bizkaia y EIDE-Asociación de Diseñadores de Euskadi.

Desde su inicio en 2012, Bilbao Exhibition Centre, el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro y Baskegur con el patrocinio del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, han querido premiar las obras de arquitectura en madera más destacadas con un doble objetivo. Por un lado, para potenciar el debate en torno al uso de este material dentro del colectivo profesional, y por otro, para hacer visible ante la sociedad las experiencias desarrolladas en este ámbito en distintos países del mundo.