Europa acuerda simplificar el etiquetado energético de los electrodomésticos

0
476

La semana pasada el Consejo y el Parlamento Europeos llegaron a un acuerdo sobre un Reglamento por el que se establece un marco para el etiquetado de la eficiencia energética. Este acuerdo tendrá que ser confirmado por los representantes permanentes de los Estados miembros (Coreper).

El Reglamento propuesto sustituirá a la legislación actual (Directiva 2010/30/UE), manteniendo sus principios fundamentales pero aclarando, reforzando y ampliando en mayor medida su ámbito de aplicación.

El marco para el etiquetado energético permite que los consumidores conozcan la eficiencia y el consumo energéticos de los electrodomésticos (como televisores, frigoríficos, lavavajillas, etc.), ayudándoles a reducir sus costes de energía. De este modo se contribuirá también a moderar la demanda de energía y a alcanzar los objetivos de la Unión en materia de eficiencia energética para 2020 y 2030.

El Reglamento establece unos plazos para sustituir las clases actuales A+, A++ y A+++ por una escala de A a G. Establece asimismo un procedimiento para reajustar las etiquetas en función de la evolución tecnológica. De este modo se evita a largo plazo el uso excesivo de las clases de eficiencia energética superiores, ofreciéndose también incentivos para la innovación y favoreciendo que los productos menos eficientes salgan del mercado.

La propuesta también contiene normas más claras sobre las campañas promocionales y los incentivos nacionales para promover las clases de eficiencia superiores, y pretende mejorar los mecanismos de aplicación y la transparencia de cara al consumidor mediante la creación de una base de datos de productos sujetos a los requisitos de etiquetado energético.