Europa invertirá 873 millones de euros en infraestructuras energéticas limpias

0
305

Los Estados miembros de la UE han llegado ayer a un acuerdo sobre la propuesta de la Comisión de invertir 873 millones EUR en proyectos europeos de infraestructuras energéticas esenciales.

La transición de Europa hacia una economía moderna y limpia es el objetivo de la Unión de la Energía, una de las prioridades de la Comisión Juncker. Ahora se está convirtiendo en la nueva realidad sobre el terreno y un elemento importante de este proceso es adaptar las infraestructuras europeas a las futuras necesidades energéticas. Una interconexión adecuada de líneas eléctricas y gasoductos constituye la piedra angular de un mercado energético europeo integrado, basado en el principio de solidaridad. Así pues, el apoyo a estos 17 proyectos seleccionados en los sectores del gas y la electricidad hace patente la voluntad de Europa de mejorar y hacer más competitivo el sistema energético europeo, lo cual, en última instancia, permitirá ofrecer energía más barata y segura a todos los consumidores europeos.

Los fondos de la UE destinados a los proyectos elegidos proceden del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), el programa europeo de apoyo a las infraestructuras transeuropeas.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de la Unión de la Energía, Maroš Šefčovič, ha declarado lo siguiente: «Estamos demostrando una vez más que la cooperación y la solidaridad son rentables y que la Unión de la Energía se está convirtiendo en una realidad con efectos tangibles sobre el terreno. Se trata de proyectos de gran calado con beneficios transfronterizos importantes y merced a su ejecución consolidamos la resiliencia energética de los Estados miembros de la UE. Se ha demostrado de nuevo que el Mecanismo «Conectar Europa» aporta un enorme valor añadido a la modernización de la economía europea.».

El comisario de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, ha añadido lo siguiente: «La construcción de la interconexión entre Francia y España por el Golfo de Vizcaya supone un importante paso adelante para acabar con el aislamiento de la península ibérica respecto del resto del mercado europeo de la energía. La plena interconexión del mercado es indispensable para aumentar la seguridad del suministro en Europa, reducir la dependencia de los proveedores únicos y ofrecer a los consumidores más posibilidades de elección. Disponer de infraestructuras energéticas adecuadas para la finalidad que se persigue resulta también esencial para que las fuentes de energía renovables se desarrollen y podamos cumplir el Acuerdo de París sobre el cambio climático.».

De los 17 proyectos seleccionados que recibirán fondos:

  • 8 pertenecen al sector de la electricidad (ayuda de la UE de 680 millones EUR) y 9, al del gas (ayuda de la UE de 193 millones EUR);
  • 4 corresponden a obras de construcción (ayuda de la UE de 723 millones EUR) y 13, a estudios (ayuda de la UE de 150 millones  EUR).