Fomento y la Generalitat acuerdan destinar 272 millones del Plan de Vivienda a Cataluña hasta 2021

0
119

Cataluña reforzará su inversión en vivienda en los próximos años de la mano del Estado. La comunidad autónoma recibirá un total de 272 millones de euros en virtud del plan estatal de la vivienda para el período 2018-2021. En concreto, este año Cataluña recibirá 66 millones de euros de financiación para vivienda.

El gobierno catalán ha aprobado suscribir el convenio entre Fomento y la Generalitat para ejecutar el plan estatal de la vivienda para estos cuatro años, un acuerdo que está previsto que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el secretario de Hábitat Urbano de la Generalitat, Agustí Serra, firmen el próximo 30 de julio.

De los 272 millones de presupuesto de este plan, el Estado aportará un total de 209,23 millones de euros, mientras que los 62,77 millones restantes corren a cargo de la Generalitat. Este plan estatal es el instrumento legal para coordina las políticas de vivienda estatales y autonómicas y da continuidad al anterior, que era para el período 2013-2017.

El presupuesto se irá entregando a lo largo de los cuatro años. En 2018, Cataluña recibirá 65,9 millones de euros, de los cuales 50,7 serán financiados por el Estado y 15,2 millones de euros por la Generalitat.

En 2019 el presupuesto será casi dos millones superior, hasta 67,2 millones de euros (de los cuales 51,7 serán cedidos por parte del Estado). Entre 2020 y 2021, Cataluña recibirá 138,7 millones de euros para vivienda, repartidos entre 68,1 millones de euros y 70,1 millones de euros, respectivamente. En total, el Estado español cederá 209,2 millones de euros a la vivienda en Cataluña, mientras que la Generalitat facilitará lo 62,7 millones de euros restantes para completar el presupuesto.

El nuevo plan mantiene la estructura del anterior, aunque quiere dar un impulso a la construcción de obra nueva destinada al alquiler. Para ello, se permitirá tanto a promotores públicos como privados poder recibir ayudas previstas en el plan, mientras que hasta ahora las ayudas se limitaban a los promotores públicos.

Las ayudas al alquiler, el fomento del parque de vivienda en alquiler, las mejoras de la accesibilidad de las viviendas o bien la renovación urbana y rural son algunas de las prioridades de este nuevo plan.