El Gobierno de Navarra quiere extender el modelo de regeneración energética de la Chantrea a otros barrios y pueblos

0
149

La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos ha asistido al inicio de las obras de ejecución del proyecto Efidistrict, pilotado por la sociedad pública Nasuvinsa, el plan de rehabilitación de vivienda, eficiencia energética y regeneración del tejido urbano más importante que se acomete en la Comunidad Foral y que, a partir de las obras en 24 edificios de vivienda social de Orvina, comenzará a transformar el barrio de la Chantrea.

Durante su participación en el acto, la Presidenta ha abogado por extender este innovador modelo de regeneración energética a otros distritos de la Comarca de Pamplona y otros municipios de Navarra. El concejal de Urbanismo, Joxe Abaurrea, también presente en el acto, ha mostrado la abierta disposición del Ayuntamiento de Pamplona a sumarse a este compromiso.

Bajo el lema “La Chantrea, un barrio movido/Txantrea, auzo gogotsua”, hoy se ha celebrado en el Parque del Mundo de la capital navarra una jornada festiva, con una plantación simbólica de arbustos, la visita a las primeras obras de rehabilitación en Orvina, un taller infantil de cajas-nido y un aperitivo, actos en los que han participado, además de la presidenta Uxue Barkos y el vicepresidente Miguel Laparra, el director gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi; la officer del programa Intelligent Energy de la UE, Céline Tougeron, o el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, Joxe Abaurrea, entre otros agentes del proyecto y protagonistas del tejido asociativo del barrio.

Tejido urbano y energías renovables

Una vez concluidos los proyectos técnicos, el proyecto Efidistrict abordará a partir de este verano las obras de rehabilitación de fachada y envolventes térmicas en 24 edificios y 590 viviendas de las agrupaciones de Orvina, la renovación de las redes de calefacción de las tres cooperativas que suministran calor a 2.844 viviendas del conjunto de la Chantrea y la incorporación de energías renovables locales en la producción térmica, además de otras actuaciones de regeneración del tejido urbano y revitalización del barrio.

La inversión total que movilizarán las propias comunidades de vecinos en la rehabilitación de sus edificios superará los 13 millones de euros, financiados en cuotas que no superan los 70 euros mensuales por vivienda a través de un acuerdo que Nasuvinsa logró con Caja Rural, a los que se sumarán 3,5 millones en subvenciones del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra y otro medio millón que aporta el programa Intelligent Energy de la UE.

Respecto a la participación directa que los propios vecinos han tenido en el desarrollo de este plan de rehabilitación, la Presidenta Uxue Barkos ha destacado en el acto de apertura de hoy que “este proyecto habla de la regeneración de un histórico distrito obrero, el primer barrio de vivienda social de la vieja Iruña, y también de los sentimientos de unos vecinos orgullosos de sus calles, parques y casas, que hace medio siglo levantaron piedra a piedra en auzolan con sus propias manos, en sentido literal de la expresión”.

En este sentido, la Presidenta ha expresado su agradecimiento a los vecinos de la Chantrea, “auténticos protagonistas y artífices de esta ambiciosa experiencia de rehabilitación energética, regeneración urbana y participación ciudadana”.