Grandes empresas mundiales apoyan nuevos modelos apoyados en la economía circular

0
278
Genérica-Mejores-Edificios2

Las empresas y los gobiernos de todo el mundo están luchando con la forma de hacer más con menos – cómo lograr el crecimiento del negocio y aumentar la prosperidad, respetando los límites planetarios. Pero cada vez más empresas han identificado innovaciones y nuevos modelos de negocio para mejorar la productividad de los recursos, mostrando cómo es posible transformar el uso de los recursos y mejorar los resultados económicos al mismo tiempo.

El nuevo informe del Grupo de Líderes Empresariales del Príncipe de Gales (CLG) explora cómo empresas líderes europeas están adoptando nuevos modelos de negocio que proporcionan una mayor productividad de los recursos y reducen los residuos y lo que los responsables políticos deben hacer para acelerar esta transición y maximizar los beneficios económicos potenciales.

Las catorce empresas entrevistadas (como Acciona o Philips) para el informe están cambiando su forma de operar: re-diseñar productos para usar menos materiales y durar más tiempo, elegir insumos biológicos y reutilizar o reciclar residuos. Están respondiendo a un contexto de disminución de los recursos naturales, aumentando la vulnerabilidad de la cadena de suministro y la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono y el impacto ambiental. Los beneficios incluyen ahorros de costos, reputación mejorada y lealtad del consumidor.

Este cambio hacia un uso más cuidadoso de los materiales ofrece importantes beneficios para las empresas preparadas para innovar. La Comisión UE estima que las medidas de prevención de residuos, ecodiseño, reutilización y similares podrían aportar un ahorro neto de 600.000 millones de euros, es decir, un 8% del volumen de negocios anual de las empresas en la UE y reducir las emisiones anuales de gases de efecto invernadero, un 4 %.

Sin embargo, si la UE desea sacar el máximo provecho de esta oportunidad, debe cambiar los incentivos, eliminar los obstáculos y apoyar estas iniciativas iniciales. La nueva Estrategia Industrial de la UE la próxima primavera es la oportunidad perfecta para situar esta transformación en el centro de la economía de la UE.