Investigadores elaboran una Guía de Edificación para mitigar los efectos del cambio climático

0
133

Un proyecto de investigación, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y de la Universidad de Granada, elaborará una Guía de Edificación que mitigue los efectos del cambio climático y se adapte a los futuros escenarios del H2100.

En respuesta a la insostenibilidad del modelo actual de producción-consumo, unido a la creciente demanda de energía del parque edificatorio actual de España, la Universidad de Granada busca convertirse en un referente nacional en el estudio científico de las zonas climáticas utilizadas actualmente en el Código Técnico de la Edificación (CTE), el efecto isla de calor, y los sistemas constructivos. Para ello, se pretende proponer una nueva clasificación de zonas climáticas en España que sea aplicable al diseño de edificación y que contemple la dinámica de cambios en el H2100, así como el efecto isla de calor.

Éste es el reto del nuevo proyecto de investigaciónEdificación vs Efecto Isla De Calor: Adaptación H2100”, liderado por la catedrática Montserrat Zamorano Toro, adscrita al departamento de Ingeniería Civilen la ETS de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada, y en que participa un equipo de investigadores multidisciplinar que integra diversas ramas científicas como Tecnologías del Medio Ambiente, Construcciones Arquitectónicas, Ordenación del Territorio, Física Aplicada y Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial.

El proyecto, que se acaba de poner en marcha, está orientado al estudio, modelado y propuesta de una nueva clasificación de zonas climáticas de España, así como a evaluar los efectos del cambio climático y el efecto isla de calor sobre las clasificaciones actuales y sus consecuencias en el diseño de la edificación. También se pretenden analizar los principales escenarios del cambio climático en el H2100, del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) y del efecto isla de calor en ciudades de España.

Los resultados obtenidos permitirán concebir nuevas estrategias preventivas, acciones de planificación y diseño que constituyan técnicas de desarrollo resiliente. La implantación de las medidas que se tiene previsto desarrollar generarían un impacto positivo en el medio ambiente debido a la reducción significativa de emisiones de gases de efecto invernadero, gracias a la adaptación del edificio a los cambios que se están produciendo y se producirán.

Como consecuencia también se conseguiría un aumento de la calidad ambiental y el confort higrotérmico, que repercutiría significativamente en el confort de los usuarios, así como la disminución de de la Huella de Carbono, y una mejora de la sostenibilidad del edificio. Los resultados del proyecto podrán ser adaptados y servir como base para la futura redacción y aplicación de normativas, planes o estrategias de mejora de la calidad urbana y del rendimiento del edificio.

Otras actuaciones previstas son la celebración de actos y presentaciones, campañas de divulgación, redacción de informes sobre los conocimientos generados o cualquier otra actuación que se estime necesaria y esté incluida entre los objetivos del proyecto.

El proyecto de investigación cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y la con la colaboración de la Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático, AdapteCCa, así como de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) y de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).