La Carta de Zaragoza une a cuatro CCAA en su apuesta por la rehabilitación urbana

0
117
Carta de Zaragoza - Mejores Edificios

El pasado día 12 de mayo se firmó en la capital aragonesa por parte de representantes de Andalucía, Aragón, Castilla y León y Cataluña, la Carta de Zaragoza, una guía de trabajo y colaboración entre Comunidades Autónomas, para definir estrategias con las que impulsar la rehabilitación urbana. Es un documento que también pretende que las intervenciones en este campo se ajusten a las realidades y peculiaridades de cada Comunidad Autónoma.

Presidió el acto el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Aragón, José Luis Soro, quien indicó que  “la rehabilitación es una herramienta para la creación de empleo y el desarrollo de un modelo de ciudad consolidada pero, además, es una apuesta por la calidad de vida de las personas y la convivencia”.

Además de Soro rubricaron el acuerdo los directores generales María Teresa Andreu, de Aragón; José Manuel Colmenero, de Andalucía; Jaume Fornt, de Cataluña; y Ángel María Marinero, de Castilla y León.

Objetivos del acuerdo

Tres son, principalmente los objetivos que busca la Carta de Zaragoza:

En primer lugar, trabajar juntos y desde una perspectiva autonómica para que en la próxima revisión de la Estrategia Española de Eficiencia Energética, que debe remitirse a la Unión Europea en abril de 2017, se contemplen las particularidades territoriales y necesidades de las diferentes comunidades autónomas.

Por otro lado, diseñar coordinadamente las hojas de ruta para elaborar nuestras propias estrategias autonómicas de eficiencia energética, adaptadas a nuestras propias realidades y necesidades específicas y en el marco de la Directiva de la Unión Europea sobre Eficiencia Energética de 2012.

Por último, aprovechar el trabajo y el conocimiento compartido para aportar ideas y colaborar con la Administración General del Estado en la elaboración del futuro Plan Estatal de Vivienda que debe empezar su vigencia en 2017. En este sentido, Soro ha recordado que ese nuevo Plan Estatal “debe elaborarse de abajo hacia arriba, porque entendemos que es la única garantía de que responda de forma eficaz a las necesidades reales de la ciudadanía de cada comunidad autónoma. El Plan Estatal no puede ser rígido, debe adaptarse a nuestras peculiaridades territoriales”.

La Carta está abierta a todas las comunidades autónomas que se quieran sumar a esta iniciativa. Tras la firma del documento se ha mantenido una reunión de trabajo para ir estableciendo las estrategias y metodología de trabajo.