La futura directiva de renovables otorgará más poder al ciudadano y a las cooperativas

0
169
eerr-solar-mejoresedificios

La “participación activa” de los ciudadanos y las comunidades locales en la oferta y la demanda de electricidad será “el hilo conductor” de las nuevas propuestas de energía que la Comisión Europea está preparando para el final del año, según Marie Donnelly, una alta funcionaria de la Dirección de Energía de la Comisión UE quien descarta una armonización de las sistemas nacionales de apoyo a las energías renovables en esta etapa, tal y como informa Euroactiv.

La Comisión Europea prepara la tan esperada actualización de su directiva sobre energías renovables. Sobre ésta, Donnelly indica que la nueva directiva no incluirá una armonización de los sistemas nacionales de apoyo a las energías renovables, añadiendo que en su lugar se apostará por una “regionalización” de los mercados energéticos. “En un mercado único de la energía se podría prever un único mecanismo de apoyo, pero sin embargo no creo que estamos en esta etapa” dijo Donnelly  a los delegados de la industria durante un desayuno en el Parlamento Europeo el pasado jueves 29 de septiembre, tal y como indica Euroactiv.

Las compañías energéticas han censurado universalmente los recortes retroactivos a los sistemas nacionales de apoyo a las energías renovables, como los impuestos por España en 2010 a raíz de la explosión de la burbuja solar. Por su parte, el presidente francés, François Hollande llegó a pedir algún tipo de “armonización” a nivel europeo con el fin de impedir que los países cambien las reglas a lo largo del camino.

También se está pensando, según este medio consultando a funcionarios de Bruselas, en dar mayor protagonismo a las cooperativas de energía, para lo que se precisa que se cambien las reglas de juego de las licitaciones públicas, dado que hasta ahora las grandes eléctricas partían con ventaja para presentar ofertas más bajas y así poder llevarse la licitación y construir los proyectos. Se propondrá que las cooperativas no tengan que participar en las licitaciones públicas y puedan hacer sus instalaciones renovables siempre que quieran y/o puedan. Los ciudadanos podrán decidir qué quieren; es decir, su propia instalación o que se la haga una eléctrica.