La importancia del control de la higienización de los conductos de climatización

0
47
conductos-climatizacion

La Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) ha concedido a Ambientalys Consultoría y Análisis la primera acreditación para ensayos destinados a la verificación del estado higiénico y de las operaciones de higienización de los conductos de climatización. 

Los ensayos acreditados juegan un papel importante para garantizar la calidad ambiental del interior de los edificios ya que el mal estado de los equipos de climatización puede provocar la acumulación de distintos contaminantes presentes en el ambiente como suciedad, microorganismos, polvo, hongos y residuos, transportando estos contaminantes hasta las personas lo que puede suponer  una disminución del confort y problemas de salud en los usuarios del edificio. Para evitar esta situación, la legislación exige que toda instalación con una potencia mayor de 70 kW debe realizar una revisión anual de la red de conductos de climatización y de la calidad ambiental del interior según la norma UNE100012 (Higienización de sistemas de climatización).

En este sentido, los ensayos acreditados tienen la finalidad de  verificar y validar las operaciones de higienización de los sistemas de climatización y decidir si un sistema de climatización debe o no ser higienizado. “Disponer de estos ensayos acreditados va a suponer un paso importante en el sector, pues se podrán tomar decisiones en base a unos resultados fiables, realizados por empresas técnicamente competentes”, indica el director general de Ambientalys.

Enrique Mira también destaca la importancia de los resultados para optimizar costes a sus clientes: “Las operaciones de higienización de los sistemas de climatización son actividades de un elevado coste económico, requieren bastante tiempo para su diseño, planificación y ejecución, siendo actividades de gran impacto para los propietarios de los edificios. De cara a los clientes, el hecho de disponer de estos ensayos acreditados, les proporciona una herramienta fiable, objetiva, rigurosa para poder tomar decisiones importantes con confianza y seguridad”.

Por último, apunta que, a los profesionales que suministran servicios a terceros, “trabajar con laboratorios acreditados siempre les supone una valor diferencial basado en la calidad, independencia, rigurosidad y profesionalidad, incrementado la confianza generada en sus clientes”.