La Junta de Castilla y León y ayuntamientos de Zamora acuerdan actuaciones de rehabilitación y gestión del parque público de viviendas

0
34

El consejero de Fomento y Medio Ambiente y los alcaldes de los ayuntamientos de Villaferrueña, Bóveda de Toro, Vide de Alba-Losacino y Riofrío de Aliste han firmado un convenio para incorporar cuatro nuevas viviendas al programa Rehabitare.

Se trata de viviendas en desuso, propiedad de estos ayuntamientos, que ceden a la Junta de Castilla y León para su rehabilitación y para, posteriormente, poder ofrecerlas en régimen de alquiler a familias de estos entornos rurales en situaciones económicas y sociales difíciles. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes, evitando el deterioro del patrimonio municipal y mejorando la estética urbana.

La rehabilitación de estas cuatro nuevas viviendas, una en cada localidad, está presupuestada en 192.567 euros. Con estas últimas incorporaciones aumenta la oferta de vivienda social en la provincia de Zamora, que cuenta con 16 viviendas rehabilitadas por este programa en la legislatura repartidas en 13 localidades, en cuya actuación la Junta ha invertido 625.451 euros, y que se suman al parque ya existente. Las localidades de la provincia de Zamora que disponen de viviendas rehabilitadas por este programa, además de las que se han incorporado esta mañana, son: Cerecinos de Campos, Morales del Vino, Villalpando, Santibáñez de Vidriales, Trefacio, Carbellino de Sayago, Ricobayo de Alba-Muelas del Pan, Vallesa de Guareña y Fuente Encalada.

Precisamente, tras la firma del convenio, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha visitado la vivienda de esta localidad, antigua casa del cura, que fue rehabilitada el año pasado, en cuyas obras la Junta invirtió cerca de 55.000 euros. La intervención consistió en el arreglo de la envolvente y cubierta, mejora del aislamiento, nuevas instalaciones de fontanería, saneamiento, electricidad, pintura y alicatados, así como amueblamiento de la cocina y nueva instalación de agua caliente sanitaria y calefacción, con radiadores y caldera.

Juan Carlos Suárez-Quiñones recordó que el programa Rehabitare contribuye a luchar contra la despoblación al proporcionar actividad económica, servicios y confortabilidad, dinamizando la economía del medio rural, dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local, y al mismo tiempo satisface el derecho a la vivienda a las personas y familias más necesitadas favoreciendo el asentamiento de población.

Asimismo, el consejero destacó la consolidación del Programa que ha permitido incorporar entre 2016, 2017 y las previsiones para 2018, un total de 137 viviendas en 127 localidades de Castilla y León. La inversión global asciende a cerca de seis millones de euros. Este año se han incorporado ya 28 viviendas en distintas localidades de las provincias de León, Palencia, Salamanca, Soria, Segovia y Zamora, cuyo convenio se ha firmado esta misma mañana.

Parque Público de Vivienda

El programa Rehabitare forma parte del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social y cuyo objetivo prioritario es el fomento del alquiler para las familias y personas más necesitadas, a través de ayudas y de la creación de un parque público de vivienda en alquiler.

El Parque Público de Vivienda en Alquiler de la Junta de Castilla y León dispone actualmente de 1.876 viviendas incorporadas de distintas procedencias: las propias de la Administración autonómica desocupadas y reservadas para colectivos en riesgo de exclusión social; otras cedidas por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb); las incluidas en el Programa Rehabitare, que son cedidas por los ayuntamientos a la Junta para su rehabilitación y posterior alquiler en el medio rural; y las viviendas de protección pública propiedad de Somacyl que actualmente se ofrecen en régimen de alquiler con opción a compra. El parque público de viviendas en alquiler social de titularidad de la Junta de Castilla y León dispone de un total de 245 en toda la provincia de Zamora repartidas en 25 municipios.

En cuanto a las ayudas al alquiler, la Junta de Castilla y León destinó en 2016 un total de 11,3 millones de euros, triplicando el número de beneficiarios respecto del año anterior, alcanzando a 8.760 personas. En la convocatoria de 2017, dicha cantidad se incrementó hasta los 14,6 millones de euros que se repartieron entre 11.160 beneficiarios. En ambos ejercicios se atendieron todas las peticiones que cumplieron los requisitos. La convocatoria de este año alcanza los 15,3 millones de euros.

En la provincia de Zamora fueron 466 los beneficiarios en 2016, que recibieron en total de 507.502 euros en ayudas al alquiler, y 646 en 2017, con 781.073 euros. En ambos ejercicios, todos los solicitantes que cumplieron los requisitos recibieron ayudas. Hoy mismo termina el plazo para la solicitud de la convocatoria de 2018.