La Ley de Cambio Climático de Baleares impulsa el autoconsumo compartido y marca como objetivo unas Islas 100% renovables en 2050

0
42

El consejero de Territorio, Energía y Movilidad de Baleares, Marc Pons, acompañado del director general de Energía y Cambio Climático, Joan Groizard, ha presentado al Consejo Asesor de la Energía de las Islas Baleares el texto definitivo, después del periodo de alegaciones del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Islas Baleares. La previsión es que el Consejo de Gobierno de la semana próxima apruebe el proyecto y lo remita al Parlamento para que se inicie la tramitación parlamentaria.

El consejero ha agradecido todas las aportaciones realizadas y apoyo del Consejo Asesor a la futura ley. “Es una ley líder en la lucha contra el cambio climático y dibuja el camino a seguir para hacer efectiva la transición hacia las energías limpias. Es una ley pionera a nivel estatal y también europeo, que sitúa nuestras Islas en vanguardia, con medidas valientes y necesarias para hacer viable un cambio de modelo, con el horizonte de unas islas 100% renovables, limpias, en 2050″, ha destacado Marc Pons.

Ha explicado el consejero que “las medidas y objetivos fijados por esta ley miran al medio y largo plazo y que lograrlos requiere esfuerzos públicos y privados y de la implicación de toda la sociedad”.

Por eso, desde el primer momento, la ley se concibió a partir de un amplio proceso de participación, con más de 2.000 voces implicadas (empresas, entidades sociales, asociaciones y particulares). Este espíritu es el que ha marcado también la última fase de este texto, el periodo de a alegaciones, su estudio y su incorporación texto normativo.

Según ha informado el consejero, se han presentado alegaciones por parte de 46 entidades y asociaciones, más de 340 propuestas. El 68% de las alegaciones se han incorporado total o parcialmente y otra se podrán sumar cuando se lleve a cabo la redacción de los distintos reglamentos. Esto supone que casi el 80% de las alegaciones se incorpora y que sólo un 19% se ha desestimado.

El consejero ha recordado los principales objetivos de la ley y los instrumentos que se articulan para conseguirlos:

El horizonte final de la ley es convertir las Islas Baleares en unas islas libres de combustibles fósiles y 100% renovables el 2050 y ya el 2030 con objetivos igualmente ambiciosos: 35% de renovables; 23% de reducción de consumo energético y 40% de reducción de emisiones.