La política de vivienda pública de Euskadi se muestra en una exposición en Bilbao

0
57

Euskadi ha encabezado la construcción de vivienda pública en las cuatro últimas décadas, desde que se transfirieron las competencias en 1981, indican fuentes del Gobierno vasco. Desde entonces, se han construido más de 104.000 viviendas de protección oficial, de las cuales una tercera parte, 35.200, han sido promovidas directamente por el Gobierno Vasco.

La exposiciónHousing the Basque Country (Vivienda Pública en Euskadi / Euskadiko Etxebizitza Publikoa) 1981-2018’ hace un repaso a estos últimos 37 años de vivienda pública, que abarca tanto vivienda social como protegida, tasada o concertada. Desde hoy, 3 de mayo, hasta el 30 de junio permanecerá abierta en el Bizkaia Aretoa, de Bilbao.

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, presidió el acto de apertura de la muestra, con varios centenares de invitados. En el recorrido previo ha estado acompañado por los comisarios de la exposición, los arquitectos bilbaínos Asier Santas y Luis Suárez.

El consejero Arriola ha señalado que esta muestra es más que una exposición de arquitectura, ya que no se limita a descubrir los valores arquitectónicos de los edificios seleccionados, sino que, además, entra a indagar en la relación entre los espacios construidos y las personas que los habitan. “No se nos puede olvidar que son las personas las que dan sentido a la vivienda, algo que ha estado muy presente en las políticas llevadas a cabo por el Gobierno Vasco desde que se hizo cargo de esta competencia en los primeros años de nuestro autogobierno y como lo está en nuestra Ley de Vivienda”.

Tres salas

‘Housing the Basque Country’ (HBC) se divide en tres grandes salas del Paraninfo de la EHU/UPV. Cada una de ellas se aproxima a la vivienda pública desde una perspectiva diferente. La sala Chillida lleva como título ’30 proyectos’. De las centenares de promociones de vivienda pública construidas desde 1981 en Bizkaia, Gipuzkoa y Álava, se ha seleccionado una treintena de proyectos singulares y representativos de todo ese periodo, atendiendo a diversos criterios. De forma especial, sus valores arquitectónicos y estéticos, la adaptación al territorio, sus aportaciones técnicas y constructivas o la autoría del proyecto.

Se pueden ver promociones vizcaínas construidas en los barrios bilbaínos de Txurdinaga, Mina del Morro y Bolueta; así como en Abanto Zierbena (la más antigua), Etxebarri, Barakaldo, Basauri, Loiu y Arrigorriaga. En Gipuzkoa, la exposición incluye proyectos de Intxaurrondo, Bentaberri (todos ellos en San Sebastián), Ordizia y Hernani. En Álava, están representados edificios de los barrios de Lakua, Salburua y Zabalgana de Vitoria, así como proyectos de Llodio y Salvatierra.

La muestra, de acceso gratuito, explica cada uno de los 30 proyectos escogidos a través de diversas fotografías de amplio formato y planos originales. Incluye también algunas maquetas de los mejores edificios; entre ellas, tres de gran tamaño correspondientes a otras tantas promociones edificadas en Leioa (Bizkaia), Vitoria y San Sebastián.

La sala Axular se titula ‘Vivienda y ciudad’. Alberga un trabajo fotográfico cuyo contenido ofrece un retrato social de la realidad presente en los grupos de vivienda protegida. A través de fotografías de diverso formato se pretende explicar la vida urbana y el contenido social amparado por el espacio creado en el entorno las promociones protegidas. Este trabajo es obra del fotógrafo Luis Asín.

Además, la sala Etxepare gira sobre el tema ‘Construir la Casa’. Incluye la recreación de un espacio doméstico: el continente, el contenido tangible –mobiliario- y el contenido intagible -la intimidad y la comodidad, por ejemplo-. Además, la sala también repasa los datos más importantes que se han dado sobre la vivienda pública durante estos casi 40 años desde el punto de vista político, normativo y estadísticos.

Por último, la terraza del Bizkaia Aretoa también reserva un lugar para una construcción efímera en forma de casa que sirve para presentar la naturaleza de la muestra y se puede observar desde el exterior del edificio.

Talleres y mesas redondas

Durante los dos meses que se mantendrá abierta la exposición, se organirán actos paralelos para ayudar a comprender estas casi cuatro décadas de vivienda protegida en Euskadi. Están previstas tres mesas redondas en el Bizkaia Aretoa que abordarán esta temática desde distintos puntos de vista: la arquitectura (17 de mayo), la ciudad (31 de mayo) y la política (14 de junio).

Además, durante cuatro fines de semana se celebrarán talleres infantiles que ayudarán a las nuevas generaciones a entender la relevancia de la vivienda pública y su fin social. Las inscripciones, gratuitas, ya se pueden formalizar a través de la web de la exposición.