De la Serna y Nadal nuevos Ministros de Fomento y Energía

0
218
mariano rajoy - mejoresedificios

Ambos ministerios estaban “huérfanos” de ministros y ya se han despejado las dudas. Los nuevos ministros son personas de plena confianza del presidente.

El alcalde de Santander, para Fomento

delaserna-mejoresedificiosNo estaba en las quinielas, pero el nuevo ministro de Fomento es Íñigo De la Serna Hernáiz (1971) que sale de Santander donde ha sido alcalde desde 2007. Ingeniero de Caminos de formación, representa una cara renovadora que ha demostrado como presidente de la Federación de Municipios y Provincias hasta el año pasado, impulsando la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) que desarrolla entornos y servicios ligados a tecnologías de la información en las principales capitales españolas.

Un nuevo Plan de Viviendas, la operación Chamartín, la liberalización del ferrocarril, las infraestructuras como el AVE o la rehabilitación de los edificios serán algunos de los desafíos a los que se enfrente este cántabro de adopción (nació en Bilbao), de buena imagen y mejor carácter.

Nuevo ministro y ministerio de Energía

Siempre había sido de industria, cuestión que ahora pasa a Economía, (Luis de Guindos) pero ahora el Ministerio será de Energía, Turismo y Agenda Digital. Para ello el elegido por Rajoy ha sido Álvaro Nadal (1970), que venía ocupando el cargo de director de la Oficina Económica de La Moncloa. Aquí la sorpresa es que no haya sido su hermano Alberto, que era el Secretario de Estado de Industria.

alvaronadal-mejoresedificiosLa trayectoria de este nuevo ministro que habla tres idiomas ha venido marcada por su profesión (es licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales, Técnico Comercial y Economista del Estado; así mismo tiene un Doctorado en la Universidad de Harvard), que le ha servido para desempeñar diferentes cargos administrativos, ser secretario de Economía del Partido Popular o que desde el 2011 ocupara la Oficina Económica del Presidente del Gobierno.

Ahora se enfrenta a un ministerio que precisa, entre otras cosas, un pacto por la energía, conciliar numerosos conflictos y apostar definitivamente por la eficiencia energética y el uso de las energías renovables ante el reto del cambio climático.