La Sociedad Plan Cabanyal la asume el Ayuntamiento de Valencia para impulsar la rehabilitación

0
228
maxresdefault el cabanyal -Mejores Edificios

La Comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda del Ayuntamiento de Valencia ha acordado hoy atribuir a la Sociedad Plan Cabanyal-Canyamelar la condición de medio propio y servicio técnico del Ayuntamiento. Así ya lo anunció el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, que ha destacado que ello permitirá que se puedan aprobar y ejecutar proyectos de rehabilitación, regeneración y renovación urbana en El Cabanyal-Canyamelar.

De hecho, se podrán elaborar estudios urbanísticos, incluyendo incluso la redacción de instrumentos de planeamiento y proyectos de urbanización, la elaboración de proyectos de reparcelación o expropiación, la ejecución de obras de infraestructura, urbanización y edificación, así como la remodelación y rehabilitación urbana y de dotación de servicios o instalaciones urbanas de uso y servicio público, es decir, construcción de edificios y equipamientos de cualquier tipo.

De esta manera, la Oficina Plan Cabanyal pasa a ser medio propio y servicio técnico del Ayuntamiento de Valencia. Sarrià ha recordado que la Generalitat ya declaró a la sociedad medio propio en enero de 2010, llegándose a modificar incluso sus estatutos, por lo que desde entonces podían recibir encargos de la Administración autonómica. Sin embargo, “de manera poco convincente”, ha explicado el concejal, “el Ayuntamiento no adoptó entonces el mismo acuerdo”.

En la rehabilitación de El Cabañal, el Ejecutivo autónomo y el Ayuntamiento de Valencia trabajan en coordinación, ya que la Sociedad Plan Cabañal es totalmente pública,
constituida al 50% cada una por la sociedad municipal Aumsa y por EIGE (en
representación de la Generalitat).

En este sentido, cabe la posibilidad de que en breve se proceda a reasignar proyectos del
Plan Confianza. En noviembre de 2013 finalizó el plazo para reasignar nuevos proyectos
y quedaban pendientes 11 millones de euros de El Cabañal, que la anterior corporación
municipal pretendía utilizar para comprar más casas para derribar y para eliminar la trama
histórica de la calle San Pedro y hacer un bulevar. Estos millones se reasignarán para nuevos proyectos, que se aprobarían posiblemente en el pleno de mayo y tendrán un plazo de ejecución hasta finales de 2018.

Todas las obras en marcha con cargo al Plan Confianza debían estar finalizadas en diciembre de 2016. Sin embargo, la actual corporación recibió no solo proyectos paralizados, sino otros que ni siquiera se habían redactado o contratado, y existía el riesgo de perder dichas inversiones, que hubiera tenido que asumir el Ayuntamiento.

En el caso de El Cabañal están en esa situación el proyecto de colectores de la red arterial de El Cabañal, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, que ni siquiera estaba redactado. Ahora, ya está en proceso de licitación y las obras podrían empezar en pocos meses.
De la misma manera, había otros tres proyectos de urbanización paralizados desde 2010,
en  las calles Reina, Progreso y Doctor Lluch, por un importe de 6 millones de euros, y
que ahora se encuentran también en fase de contratación