La Xunta subsidia hasta el 100%, durante cuatro años, los intereses de los préstamos para financiar obras de rehabilitación de viviendas

0
175

La Xunta de Galicia subvenciona hasta el 100% por cuatro años de intereses sobre préstamos para financiar obras de rehabilitación de viviendas con un presupuesto de casi 3 millones de euros.

Los interesados ​​en estas ayudas pueden solicitarse hasta el 15 de octubre, a menos que se agote la partida presupuestaria, tal como se recogió en el Boletín Oficial de Galicia en la publicación de la convocatoria para este año.

Estas ayudas para acciones de rehabilitación están incluidas en el Plan RehaViT, el plan gallego de rehabilitación, el alquiler y un mejor acceso a la vivienda 2015-2020 y la convocatoria 2018 excede el presupuesto de 2017 en más del 60%.

El monto máximo del préstamo será de 30.000 o 60.000 euros, dependiendo de si se trata de préstamos personales o hipotecarios. Los préstamos durarán entre 6 meses y 15 años, pueden ser fijos o variables y no tendrán comisión. Los beneficiarios pueden solicitar un período de ausencia de dos años durante el cual no pagarán capital. De esta forma, para los beneficiarios con ingresos que no excedan cuatro veces el indicador público de ingresos de efectos múltiples (IPREM), la cuota mensual de los primeros dos años puede ser de cero euros.

Las personas que se suscriban a préstamos calificados en virtud de esta convocatoria pueden beneficiarse de la subvención de los intereses sobre dichos préstamos hasta el 100% de los mismos y durante un período máximo de cuatro años.

Por lo tanto, los créditos no tendrán interés para las familias con ingresos de hasta 4 veces el IPREM, de modo que, por ejemplo, una casa con 3 miembros en la que ingresen menos de 37.400 euros al año. Para mayores ingresos (hasta 5.5 veces el IPREM), el subsidio de interés será del 80%

En el caso de personas con ingresos superiores a 5,5 veces el IPREM y que no excedan de 6,5 veces, aunque no tendrán bonificaciones en interés, si tendrán facilidades en la concesión del préstamo, beneficiándose, por ejemplo, de la exención de la comisión de apertura, entre otros.

A estas ayudas pueden acceder estas personas físicas que promueven la rehabilitación, ya sea que posean o tengan cualquier otro título que certifique la propiedad de la propiedad. En el caso de acciones promovidas por comunidades de propietarios en las cuales los trabajos de rehabilitación se llevan a cabo en elementos comunes del edificio, los beneficiarios serán los miembros de la comunidad en función de su porcentaje de participación en las obras.

El ingreso de la unidad de convivencia no debe exceder 6,5 veces el IPREM para acceder a los préstamos calificados. Para ser elegible para ayuda económica directa, el límite máximo de ingresos será 5,5 veces el IPREM.