La Xunta ultima las obras de rehabilitación energética y funcional de dos centros educativos

0
222

La Consellería de Cultura, Educación y Planificación Universitaria prevé finalizar este mes las obras de mejora energética que se vienen realizando desde octubre de 2017 en el CPI Antonio Faílde (Coles) y el CEIP de Seixalbo (Ourense) por un importe de más de 790.000 euros cofinanciados con fondos del FEDER.

Así lo anunció la delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, en una visita a una de estas escuelas, específicamente al CEIP de Seixalbo, donde explicó que estas acciones se reflejan en el plan de mejora de la eficiencia energética que se lanzó en 2016 en toda Galicia y continuará en el presente año con actividades en otras dos escuelas de la provincia: el CEIP Plurilingüe de Ribadavia y el CEIP Carlos Casares de Xinzo de Limia.

Durante su visita, el máximo representante de la Xunta de Galicia en la provincia de Ourense estuvo acompañado por el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, y el jefe regional del departamento autónomo liderado por Román Rodríguez, Luz Fernández.

Los trabajos realizados consistieron principalmente en el aislamiento de la fachada y el techo; la sustitución de luminarias para equipos de alta eficiencia energética con detectores presentes en las áreas comunes; cambio de ventanas que aún no se han cambiado; sustitución de falsos techos por placas con las características acústicas apropiadas; revisión del sistema de calefacción; y la reparación y pintura de paredes interiores y puertas interiores y cajas ciegas. Además, se utilizó para llevar a cabo otras acciones encaminadas a la mejora funcional del centro escolar, como la renovación de la red de distribución general de la fontanería interior y la rehabilitación de los garajes de los gimnasios. Estas obras implicaron una inversión de más de 361.000 euros.

Centros escolares de mayor calidad

Marisol Díaz explicó que estas acciones forman parte de la línea de acondicionamiento y renovación de centros públicos del Departamento de Cultura y Educación de toda Galicia para que los estudiantes tengan las instalaciones adecuadas para el correcto desarrollo de la actividad educativa. Por lo tanto, de acuerdo con el delegado territorial, estos trabajos demuestran el compromiso del Departamento de Educación para el bienestar de la comunidad escolar a fin de lograr una mayor calidad de las instalaciones educativas.

“Además, con estas acciones el Departamento cumple con la estrategia europea de 2020 y la Estrategia de ahorro y eficiencia energética en el sector público para el período 2015-2020, en el que la Xunta de Galicia es el pionero entre todas las autoridades públicas”, dijo el delegado territorial. Mouteira Díaz añadió que la inversión en eficiencia energética y la mejora funcional en los centros, que este año se estima en 4,5 millones de euros para Galicia y alrededor de 800.000 en los centros de Ourense, busca el ahorro de energía (con un menor coste derivado del consumo de luz y calefacción) y contribuye a un modelo de desarrollo sostenible.