Las nuevas tecnologías reducen los costes de la energía de edificios públicos

0
583
resseepe-terrassa

Los edificios representan alrededor del 40% del consumo de energía en Europa y un tercio de las emisiones de dióxido de carbono. Los edificios antiguos son notablemente ineficientes según los estándares modernos y con el 90% de los edificios europeos que datan de antes de 1990, tenemos un largo camino por recorrer para reducir el uso de energía.

“Estamos en una situación diferente en comparación con otras partes del mundo, ya que tenemos un entorno construido masivo”, dice Giulia Barbano, de Integrated Environmental Solutions, con sede en el Reino Unido, y coordinadora del proyecto RESSEEPE, financiado por la UE. “Tenemos muchos edificios existentes que funcionan bastante mal y no tenemos una gran capacidad para nuevas construcciones”.

Los 27 socios de RESSEEPE se propusieron abordar el gran y complejo problema de cómo mejorar los edificios existentes para reducir su consumo de energía a un costo aceptable. La atención se centró en los edificios públicos, tanto para liderar el camino mediante la demostración de nuevos enfoques y para demostrar que la rehabilitación puede ser rentable incluso en edificios que deben permanecer abiertos todos los días e incluso durante la noche.

Durante un período de dos años los edificios en diferentes lugares como España, Suecia y el Reino Unido han sido rehabilitados con una combinación de tecnologías convencionales de bajo consumo – tales como el SATE, ventanas electrocrómicas, iluminación LED y energía solar fotovoltaica (FV) – y cinco tecnologías innovadoras, algunas de las cuales solo ahora están disponibles comercialmente.