Los precios anunciados de venta de viviendas en Barcelona difieren en un 25% de los precios reales de venta

0
109

Cada trimestre se vende entre el 6% y el 9% de las viviendas publicadas en portales inmobiliarios, agencias… Esto significa que el tiempo medio de venta de una vivienda supera el año. ¿A qué se debe esto? Para averiguarlo, la agencia inmobiliaria Monika Rüsch, empresa con más de 25 años de trayectoria en el mercado residencial de Barcelona, ha analizado el mercado en diferentes distritos de la capital catalana, y su principal conclusión es que los precios publicados en los anuncios de viviendas en venta están un 25% por encima de los precios reales de venta, entre un 16% y un 29% dependiendo del distrito.

Para realizar este estudio, se han analizado y comparado datos objetivos del mercado de los tres primeros trimestres de 2016 y 2017, obtenidos del Colegio de Registradores, que facilitan información por distritos del número de escrituras realizadas, precio medio real de venta y superficies medias de las viviendas.

Según explica Jordi Gruart Rüsch, director general de Monika Rüsch y economista con más de 20 años de experiencia en el mercado inmobiliario, si se compara el número de compraventas realizadas en el tercer trimestre de 2017 con el número de viviendas en venta en cada uno de los distritos, el porcentaje de venta es muy bajo, entre el 6 y el 9% dependiendo del distrito. “Estos datos demuestran que hay una correlación directa entre los precios publicados/reales, y las ventas realizadas: el distrito en el que hay menos diferencia entre el precio publicado y el real (16%), Gràcia, es en el que más viviendas se vendieron (un 9% de la oferta anunciada)”. En otros distritos, como Les Corts-Pedralbes, Sarrià Sant Gervasi-Bonanova, l’Eixample o Ciutat Vella, se vendió entre un 6-7% de toda la oferta.

Sube el precio del m2

El precio medio del m2, en el tercer trimestre de 2017 se ha incrementado en todos los distritos analizados, respecto al mismo periodo de 2016. Donde más ha subido es en Gràcia, con un 29%, pasando de 3.216 euros a 4.153.

En Sarrià-Sant Gervasi-Bonanova, el aumento ha sido del 25%, de 3.527 euros a 4.406, una subida similar a la de l’Eixample, que sufrió un incremento en el m2 del 24% (3.527 frente a 4.387). En Les Corts-Pedralbes y Ciutat Vella, la subida fue menor: un 16% y un 10% respectivamente. En el primero, en el tercer trimestre de 2016 el m2 costaba 3.828 euros, y en 2017 subió a 4.437. En Ciutat Vella pasó de 3.467 euros a 3.797.